+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el consistorio ya inició esta campaña PREVENTIVA en 2016

34 establecimientos hosteleros lucharán este año contra las agresiones sexistas

El fin es sensibilizar a la sociedad apelando a su participación activa

 

Yáñez y Aragoneses posan junto a algunos de los hosteleros adheridos. - EL PERIÓDICO

L.S.
27/08/2019

Mérida no tolera las agresiones sexistas. Así se pronunciaron ayer Ana Aragoneses, delegada de Festejos, y Carmen Yáñez, portavoz municipal y delegada de Turismo, en una rueda de prensa donde dieron a conocer de forma conjunta las novedades en materia de sensibilización y prevención de la violencia machista.

Ese es el lema de una campaña a la que este año se han adherido un total de 34 establecimientos hosteleros y que ya inició el ayuntamiento de la capital autonómica en 2016. Todos ellos han firmado un compromiso de aceptación para llevar a cabo una serie de acciones planteadas con el apoyo y asesoramiento de todas las asociaciones y entidades del municipio que luchan contra este tipo de sucesos.

El consistorio repartirá una serie de folletos en su propio edificio, en las oficinas de turismo de la ciudad y en los locales colaboradores. Estos informarán sobre los ‘puntos violetas’ existentes en la ciudad a través de un «mapa de lugares de ocio libres de agresiones sexistas».

Además, las actuaciones preventivas no solo se llevarán a cabo durante la Feria de Septiembre, sino que tendrán lugar a lo largo de todo el año, aunque el ayuntamiento quiere «hacer especial hincapié en lo relativo a las fiestas de la localidad, aclaró Yáñez.

La participación de la delegación de Turismo que ella representa es otra de las aportaciones incorporadas este año «para que todos los visitantes se sientan implicados y sean una herramienta que ayude a que no se produzcan estas agresiones». Y es que el objetivo de estas medidas estará centrado, sobre todo, en prevenir posibles abusos machistas «porque cuando hablamos de paliar, que también hay que hacerlo, ya son palabras mayores».