+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

datos de la liquidación presupuestaria aL cierre de LA PASADA ANUALIDAD

Las arcas municipales cierran 2018 con un superávit de cinco millones

La deuda global del consistorio se reduce en un 54% y se sitúa en 33.800.000 euros. Hasta final de año, se podrá destinar casi un millón de euros en obras e inversiones

 

Datos «muy positivos» para las arcas municipales. La liquidación presupuestaria de 2018, que ya ha sido validada por el Ministerio de Hacienda, arroja un remanente de tesorería positivo -superávit- de cinco millones de euros en las cuentas del ayuntamiento, de los que casi un millón se destinarán a inversiones en la ciudad. A esto se suma el cumplimiento de la regla de gasto, la estabilidad financiera y el periodo medio de pago a proveedores, por debajo de 30 días. Además, la deuda global del consistorio (que es solo financiera) es de 33.800.000 euros, un 54% menor que al inicio de la legislatura en julio de 2015, cuando era de 74 millones.

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, dio a conocer ayer estas cifras en una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por la delegada de Hacienda, Carmen Yáñez, y por el interventor municipal Juan Manuel Galán. «Las cifras son muy positivas para la ciudad y el ayuntamiento», manifestó Osuna, quien justificó la presentación de estas cuentas, en plena campaña electoral, en que los ciudadanos «tienen derecho a saber cómo se gestiona el dinero público y es un principio básico de la transparencia».

En concreto, el ayuntamiento cerró el pasado ejercicio presupuestario con un remanente de tesorería positivo de 5.057.707 euros, que incluye 107.141,79 euros procedentes del centro especial de empleo la Encina. «Es el dato más alto de remanente que ha tenido esta institución municipal», destacó Osuna, que recordó que 2017 cerró con un remanente positivo de 2.420.000 euros y este año «es más del doble».

De los cinco millones de remanente, Osuna avanzó que el gobierno tiene previsto amortizar 4.080.000 euros de deuda financiera (las cuotas que el ayuntamiento debe anualmente en préstamos) y, de aquí a final de año, quedarían disponibles 977.320 euros para desarrollar inversiones sostenibles (las que no generarán deuda futura). Esto será posible tras la aprobación del decreto que autoriza a los municipios con las cuentas saneadas a gastar el remanente. «Creemos que lo más leal al ayuntamiento es que sea el próximo gobierno el que decida el destino de esos fondos que hay que ejecutar antes de final de año», puntualizó Osuna.

En esta línea, se cumple la regla de gasto, en 277.413 euros, y la estabilidad presupuestaria, con un saldo de 10.417.881 euros. El alcalde destacó un crecimiento de los ingresos de 3.200.000 euros con respecto a años anteriores, debido al pago de tasas de licencias industriales y a la regularización de contratos.