+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el paquete de medidas se presentará hoy en la comisión de hacienda

Bajarán los impuestos de obras y rodaje pero sube el agua, el bus y la zona azul

El objetivo es atraer empresas, crear más empleo y promover la sostenibilidad ambiental. El PSOE aprobará en el pleno del jueves su primera reforma fiscal «importante»

 

Un usuario se dispone a sacar un tiquet para la zona azul en la calle Félix Valverde Lillo. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN
22/10/2019

Primera reforma tributaria «importante y sustancial» en los cinco años de gobierno socialista. El Ayuntamiento de Mérida aprobará un paquete de medidas fiscales que incluye la rebaja del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y el rodaje de vehículos, pero también la subida de otras tasas como la zona azul, el transporte urbano, el agua o la basura. En declaraciones a Europa Press, el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, avanzó ayer que la medida obedece «sencillamente al cumplimiento del programa electoral» y aprobará en los primeros meses de la legislatura para «favorecer la economía, la creación de empleo y la confianza en las empresas».

La reforma fiscal se presentará hoy a los grupos políticos en la Comisión de Hacienda y saldrá adelante en el pleno del jeves sin dificultades gracias a la mayoría absoluta del PSOE. Los cambios entrarán en vigor 1 de enero del 2020 y respecto al impacto que supondrán para el bolsillo de los emeritenses, Rodríguez Osuna no ha querido adelantar cifras porque depedende «del número de obras que se realicen o los coches».

Respecto al Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), se establece una bonificación del 90% para las familias y empresas que acometan obras de accesibilidad, una medida que pretende «ayudar a los más vulnerables». Rodríguez Osuna destacó que esta bonificación es la máxima que permite la ley y supone «prácticamente la eliminación del impuesto». Por su parte, las constructoras que inicien una promoción de viviendas de protección oficial tendrán una rebaja del 50%, porcentaje que se elevará hasta el 95% en el caso de obras de eficiencia energética.

El ICIO está actualmente en un tipo del 3,72% y el alcalde confía en que estas bonificaciones «dinamicen el mercado» y animen a las empresas a apostar por el ahorro energético y las fuentes renovables. Con este mismo fin de promover la sostenibilidad ambiental, el ayuntamiento aprobará la rebaja del Impuesto de Rodaje de Vehículos, que se bonificará en un 75% para los coches eléctricos y en un 60% para los híbridos y los de combustión que emitan menos de 100 gramos de CO2 por kilómetro.

El primer edil reconoció que con estos cambios el ayuntamiento va a detraer ingresos de su capacidad financiera, pero confió en que a la larga generen mayor actividad económica y por tanto, más recaudación. «El momento es ahora, no es momento de esconderse sino el de avanzar», dijo Rodríguez Osuna tras recordar que desde que comenzó a gobernar en 2015 «no se ha subido ningún impuesto ni ninguna tasa». Esta es, por tanto, la primera reforma fiscal «importante y sustancial» de su gobierno.

SUBIDA DE TASAS / Este nuevo paquete de medidas fiscales también incluye la eliminación de la tasa de ayuda a domicilio, pero contempla la actualización de otras como la del suministro y depuración de agua, recogida de basura y transporte urbano, que subirán. En lo relativo al transporte urbano, la grúa municipal y zona azul se palicará una actualización de los precios en función del IPC de los últimos cinco años, que supondrá una subida del 4,2%.

De esta forma, a partir del 1 de enero de 2020 el billete de autobús pasará de 0,80 a 0,85 euros; la retirada del vehículo por la grúa municipal pasará de 100 a 103,5 euros; la hora de estacionamiento en los aparcamientos de Hernán Cortés y Atarazanas pasa de 1,10 a 1,15 euros y la zona azul de 0,60 a 0,63 euros por hora. La delegada de Hacienda, Carmen Yáñez, aclaró que ha sido una «obligación» realizar esta actualización del IPC porque así está recogido en el contrato» que el PP firmó con Vectalia en el 2013.

Respecto a las tasas de suministro y depuración de agua, se contempla una subida del 9,56%, que supondrá un incremento de 3,7 euros al mes en un recibo medio de una familia tipo de cuatro miembros. Este aumento, según Yáñez, «no es para recaudar más, sino para financiar las obras de mejora de saneamiento» que se realizaron en el anillo y en la depuradora, que el Ayuntamiento de Mérida recepcionó en 2016 y a las que ahora debe hacer frente.

Por último, se va a realizar una modificación de la ordenanza de la basura que se traducirá en un incremento de 0,76 euros mensuales en el recibo. La subida obedece a la «mejora en el servicio» que se va a acometer en 2020 tanto en recogida de residuos domésticos como en limpieza viaria.

Noticias relacionadas

Pulsa aquí