+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL ORGANISMO INICIÓ EL PASADO MES DE NOVIEMBRE UNA INTERVENCIÓN EN LA VIVIENDA

El consorcio documenta unas nuevas pinturas halladas en la Casa del Mitreo de Mérida

Se trata de motivos florales, la cabeza de un caballo y bandas de colores, entre otras. Han salido a la luz durante los trabajos de restauración que se están realizando

 

La conservadora y el peón que trabajan en la restauración y conservación de la Casa del Mitreo de Mérida. - CONSORCIO

Motivos florales, la figura de la cabeza de un caballo, bandas de colores y estucos en blanco y azul. Son algunas de las nuevas pinturas que están saliendo a la luz en la Casa del Mitreo durante los trabajos de restauración y conservación que se están llevando a cabo en este edificio por parte del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida. Cabe destacar que estas actuaciones comenzaron el pasado 13 de noviembre y continuarán prácticamente todo este año. Para su ejecución, el organismo ha contratado a una restauradora y a un peón especializado para que le ayude a realizar las tareas.

Los trabajos se centran en los dos elementos decorativos que presenta la casa: los mosaicos y las pinturas murales. Según informa a este diario el consorcio, aunque los restos de la casa romana están protegidos por la cubierta, estas superficies «necesitan ser revisadas para evitar los deterioros del paso del tiempo». Por ello, se trata fundamentalmente de trabajos de limpieza y consolidación para «poder apreciar los colores de las decoraciones y sellar bordes o zonas frágiles».

En estos momentos, el consorcio informa de que se está trabajando en una de las estancias, que había quedado a medio excavar y que conservaba aún parte del derrumbe, con unas «espectaculares pinturas». El organismo explica que este proceso es «muy minucioso» y que cada fragmento de pintura que se descubre se documenta para poder elaborar el estudio de la composición. Después, para poder extraerlos, se protegen las superficies y los bordes. Esto se hace con una tela de gasa y papel que se encolan por capas y aportan así la resistencia necesaria. Una vez secos, se retiran y se van guardando en cajas amortiguadas e identificadas para trasladar al almacén. El desengasado y el montaje futuro de los fragmentos son trabajos que se realizarán en un futuro en el laboratorio de restauración.

«Desde el consorcio invitamos a todos los emeritenses a que se acerquen a contemplar los trabajos de restauración que se están ejecutando», sostiene el organismo, que recuerda que la entrada a este monumento es gratuita.

En noviembre de 2015, la rotura de una tubería de la red de suministro municipal ocasionó una inundación en este recinto monumental. Según el informe preliminar que emitió el organismo, las partes más sensibles de la casa, como los mosaicos y las pinturas, «apenas» sufrieron el «efecto directo» del agua. Afortunadamente el agua no llegó a los frescos, pero en algunos casos se humedecieron por filtración.