+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Somos de Mérida

Un cuarto de siglo compartiendo salud

El centro de salud Urbano I de la ciudad celebrará su 25 aniversario la próxima semana con un programa de actividades abierto a la participación de la ciudadanía, que se desarrollará durante los días 27, 28 y 29 en sus instalaciones del polígono Nueva Ciudad

 

Profesionales del Centro de Salud Urbano I de Mérida, que este año celebra su 25 aniversario en sus instalaciones de Nueva Ciudad. - EL PERIÓDICO

Exterior del centro sanitario, ubicado en la avenida Luis Álvarez Lencero de Mérida. - EL PERIÓDICO

La historia de un centro sanitario está estrechamente relacionada con la trayectoria vital de los pacientes, principales receptores de la atención sanitaria que prestan los profesionales de la salud. Con el paso de los años, entre ambos actores se puede crear un vínculo que en algunos casos va más allá de lo estrictamente profesional. Compartir salud es compartir vida y así se percibe entre los profesionales del Centro de Salud Urbano I de Mérida, que este año celebra su 25 aniversario. Con el ánimo de festejar esta efeméride junto con la población a la que atiende, desde el centro se va a desarrollar un programa de actividades durante los días 27, 28 y 29 de marzo, que estará abierto a la participación ciudadana.

Este centro de salud emeritense abrió sus puertas en el año 1994 en la avenida Luis Álvarez Lencero, del polígono Nueva Ciudad. Años atrás, el centro había prestado servicio en la zona sur y en la barriada de San Luis, hasta que finalmente se construyó el edificio en el que se ubica a día de hoy. En la actualidad, el Urbano I asiste a una población de unas 18.000 personas, en su mayoría procedentes de las barriadas de la margen izquierda del río Guadiana. Actualmente, el equipo de atención primaria del centro sanitario está formado por 10 médicos, dos pediatras, 12 enfermeros, dos fisioterapeutas, dos veterinarios, un farmacéutico, cuatro administrativos, un auxiliar de clínica, dos celadores y una trabajadora social. A ellos se añadirían los residentes, así como médicos que acuden de forma puntual, entre otros profesionales.

Las actividades que se van a llevar cabo tiene como objetivo que los asistentes sientan el centro como parte de ellos, ya que serán los verdaderos protagonistas de esta celebración, y de ahí que se anime a la participación de la ciudadanía en los diferentes talleres que conforman la programación. El miércoles 27 de marzo, a partir de las doce y media de la mañana, tendrá lugar un taller de reanimación cardiopulmonar (RCP) básica en el jardín del centro de salud, que se dirige principalmente a los jóvenes. De hecho, desde el centro avanzan que participarán alumnos de dos cursos de Primaria y de la ESO con los que se realizará el curso de RCP.

El día siguiente estará centrado en talleres de educación para la salud. La programación arrancará a las 11.00 horas con una escuela de espalda, que estará impartida por los fisioterapeutas. Media hora más tarde, se iniciará un taller de nutrición-método del plato, a cargo de profesionales de enfermería. Posteriormente, a las 12.00 horas se desarrollará un taller para el manejo de la fiebre impartido por los pediatras; al que seguirá otro de prevención de caídas en los ancianos y, para terminar la jornada, a las 13.00 horas habrá uno en torno al etiquetado de alimentos.

Paseo saludable

El viernes 29 de marzo, última jornada de las celebraciones, se centrará en la actividad física y salud, por ello, a las once y media de la mañana se impartirá un taller para cuidados de la salud en las cuatro estaciones del año, que será impartido por residentes del centro emeritense. Finalmente, a las 12.00 horas arrancará un paseo saludable desde la puerta principal del centro de salud, hasta el parque de las Siete Sillas, que culminará con una actividad de música deportiva, en la zona del templete, en la que se bailarán varias coreografía que han sido adaptadas para todas las edades y condiciones físicas, preparadas por un monitor deportivo que también es residente.

Desde el centro de salud esperan que esta celebración sirva a su vez como paso previo a la puesta en marcha de un proceso de participación comunitaria, consistente en una forma de hacer medicina y de impartir salud que parte más desde la propia comunidad. Además, destacan que hasta la fecha este proceso participativo no se está llevando a cabo en ningún centro sanitario de Mérida.