+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Pecholata

El Corralón de los Blanes

 

FERNANDO Delgado
25/09/2013

La crisis ha afectado a todos los sectores, principalmente al ladrillo: las construcciones se han paralizado hasta el punto de que es difícil ver una grúa. Tal vez por ello los trabajos que se estaban realizando por parte del Consorcio de la Ciudad Monumental en 'El Corralón de los Blanes' (en la calle Almendralejo) con varios miles de metros cuadrados aún por excavar, están paralizados desde hace años. Ahí se han encontrado tal cúmulo de riquezas arqueológicas que cuando se complete el Patrimonio Monumental de Mérida y se den a conocer sus hallazgos, será considerado este espacio de tal importancia, que se dará a conocer en todo el mundo.

Un mausoleo en perfectas condiciones, de cinco metros de altura. La lápida encontrada, en perfecto estado de conservación y con los ajuares intactos, está dedicada a una mujer. Hay otro mausoleo. Han descubierto un tauroboquio , un lugar de rituales donde se sacrificaba a los toros. El espacio en cuestión era de dos plantas y solo queda la inferior. Tiene en su entorno un mortero hidráulico y tinajas en el suelo para recibir, a través de canales, la sangre de los animales que estaban atados a un cipo o mojón de granito.

Todo lo que se ha encontrado estaba fuera de las murallas de Mérida. Esta zona se convirtió en un vertedero romano y por lo tanto, lo que allí se depositaban eras piezas de la época cuyos hallazgos han sido importantísimos para sus estudios posteriores. Se han gastado en este descubrimiento cientos de miles de euros que pagó el constructor, Casimiro Campos . Nunca escatimó su elevada cuantía para su continuidad y aunque la crisis asfixió a todos, desde el mismo Consorcio me ha comentado que su comportamiento fue ejemplar.

Hay calzadas, acequias e incluso un área funeraria en buen estado. Esta zona ha sido uno de los descubrimientos más importantes de Mérida de los últimos años. Recuperar nuestra historia es algo que debemos sopesar. No hay dinero, pero lo poco que haya, que sea para poder sacar a la luz lo que realmente interesa a esta ciudad: su riquísimo patrimonio histórico.