+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS JUZGADOS DE INSTRUCCIÓN DE LA CIUDAD YA TIENEN CONOCIMIENTO DE ESTOS HECHOS

Investigan a una empresa emeritense por causar daños a varios yacimientos

La Guardia Civil le acusa de un presunto delito de daños contra el patrimonio histórico. Importantes vertidos de aguas industriales habrían llegado a una canalización romana

 

Vertidos en el puente de Alcantarilla, en las inmediaciones de la ciudad. - GUARDIA CIVIL

REDACCIÓN merida@extremadura.elperiodico.com MÉRIDA
18/01/2020

Nuevo caso de daños contra el patrimonio emeritense. El equipo de investigación del Seprona de la Guardia Civil de Badajoz ha instruido diligencias penales al responsable de una empresa de Mérida por un supuesto delito de daños contra el patrimonio histórico, al realizar vertidos de aguas industriales sobre una canalización romana, lo que ha provocado daños en varios yacimientos romanos inventariados. Cabe destacar que estos hechos, ya están siendo investigados en los Juzgados de Intrucción de la ciudad.

El puente de Alcantarilla, de origen romano, está inventariado por la consejería de Cultura porque forma parte del patrimonio arqueológico de Mérida, y hasta sus inmediaciones habrían llegado estos vertidos. En el marco de la operación denominada Dunvegan, la investigación se inició a raíz de una información obtenida por la Guardia Civil, en la que se ponía de manifiesto posibles irregularidades que se vendrían llevando a cabo por empresas industriales de Mérida, que realizaban «vertidos descontrolados» de aguas industriales sobre lechos de arroyos del municipio.

De las diferentes inspecciones, pesquisas e investigaciones realizadas en el lugar, los agentes pudieron comprobar los hechos mencionados, así como averiguar la titularidad de la empresa emeritense responsable de los vertidos de las aguas producidas por la actividad industrial, aunque su nombre no ha trascendido. Dentro de las gestiones desarrolladas con la Dirección General de Bibliotecas Archivo y Patrimonio Cultural se pudo verificar que esos vertidos también fueron a parar a una canalización romana, dañando varios yacimientos inventariados, informó ayer en nota de prensa la Guardia Civil.

Ante estos hechos, al supuesto responsable de la empresa se le han instruido las diligencias como investigado por un delito de daños contra el patrimonio histórico, y no está exento de las diferentes infracciones administrativas al realizar vertidos de aguas industriales sin permiso.