+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALANCE DEL SERVICIO EXTREMEÑO DE SALUD EN EL ÁREA emeritense

Los pacientes en listas de espera sanitaria bajan un 43% en el 2017

La demora para una operación se redujo por encima de un mes durante el último año . El descenso es el más elevado de la región, por delante de Don Benito y Coria

 

Las listas de espera sanitaria globales en el Área de Salud de Mérida se han reducido en un 43% durante el segundo semestre del pasado año con respecto al mismo periodo de 2016. En concreto, la reducción de estas cifras de espera en el área sanitaria emeritense es más elevada que en el resto de la región, quedando por delante de la de Don Benito-Villanueva de la Serena, con un 26% menos de pacientes en listas de espera, y la de Coria, que se cifró en un 21%.

Los datos publicados por el Servicio Extremeño de Salud (SES) no recogen de forma específica los relativos a las consultas externas y a las pruebas diagnósticas terapéuticas, aunque sí lo hace con el ámbito quirúrgico, de ahí que solo se haya facilitado el porcentaje de reducción (43%) de estas tres listas de espera a nivel global.

Los pacientes que estaban pendientes de operación al cierre del año sumaban 1.368, un 17,6% menos que en el periodo anterior, cuando se situaban en 1.660. La demora media para operarse en el área sanitaria emeritense ha bajado por encima de un mes en el último año, al pasar de los 77 días de 2016 a los 43 que se registraban a 31 de diciembre de 2017. El tiempo medio se sitúa lejos del máximo que marca la Ley de Tiempos de Respuesta Sanitaria, que es de 180 días para una intervención quirúrgica. De hecho, la demora sigue siendo inferior a la de las áreas de Plasencia (241 días) y Cáceres (197).

Las especialidades que acumulan más retraso son Traumatología (con una media de 60 días para entrar en quirófano), Cirugía general (53) y Urología (29). Por patologías, los mayores retrasos se acumulan en las operaciones de prótesis de cadera (74 días de espera media), artroscopia (62) e hiperplasia de próstata (52).

Al cierre de junio del pasado año, los pacientes en espera para una intervención quirúrgica sumaban 1.365, por lo que en los últimos seis meses, este número se ha reducido dos pacientes. No obstante, al tomar como referencia los datos que se registraban en diciembre de 2013, el descenso de pacientes en lista de espera quirúrgica se ha reducido en un 49,4%, una reducción de 1.335 pacientes menos que hace cinco años. Asimismo, el tiempo medio de espera para una operación quirúrgica descendió en dos meses, al pasar de 106 días al cierre del año 2013 a los 43 días registrados en diciembre de 2017.

A nivel regional, las listas de espera han bajado un 12,20% en el segundo semestre de 2017, lo que se traduce en 18.121 ciudadanos menos esperando para ser atendidos por el SES con respecto al mismo periodo de 2016.