+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RITMO DEL PERIODO ESTIVAL DE PROMOCIONES

Las rebajas siguen a la baja

Los comerciantes experimentan desde hace años una disminución en la afluencia de clientes durante las campañas de descuentos H La reducción de los consumidores se nota especialmente en verano

 

Compras 8 Una señora entra en el establecimiento de Los Leones, en Mérida. - EL PERIÓDICO

LYDIA SÁNCHEZ
05/07/2019

Las rebajas pasaron a ser liberalizadas en España en 2012. Hasta esa fecha, solo había dos periodos en los que estuviese permitido hacer descuentos: verano e invierno. Sin embargo, desde hace ya siete años las tiendas pueden aplicar descuentos en sus productos sin ningún tipo de restricción. Los efectos de esta medida se hicieron sentir en todo el Estado, y la capital de Extremadura no iba a ser una excepción. En la actualidad, los comerciantes emeritenses notan perfectamente cómo las rebajas ya no son lo que eran antaño.

«El ritmo de las rebajas no puede ser el que era porque el periodo de las rebajas ya no existe como tal», manifiesta Emilia Danta, propietaria de Plural. Aclara que no ha ‘sufrido’ ningún tipo de avalancha de clientes en su tienda, aunque cree que tampoco la han experimentado las franquicias ya que a lo largo del año «cuando no hay un escaparate con Black Friday, lo hay con un 20% de descuento o con una liquidación», lamenta. Rosana, una consumidora que pasea al mediodía por la calle San Francisco con un par de bolsas colgando de su brazo, confirma esta versión. «Aprovecho más los descuentos esporádicos que se hacen el resto del tiempo. Además, como en rebajas está todo revuelto al final no encuentro nada», apunta.

Esta disminución de la afluencia de compradores en rebajas se percibe sobre todo en la época estival, ya que es una estación que en Mérida dura más tiempo debido a las condiciones meteorológicas con las que cuenta. «Desde hace varios años venimos observando que las rebajas de verano suelen ser mucho más tranquilas que las de invierno. Los clientes compran, pero no de forma compulsiva», cuenta Margarita Gil, presidenta de la Asociación de Comerciantes Emérita Augusta y propietaria de Los Leones. También matiza que esta situación es diferente dependiendo del establecimiento que se trate, y Calzados Zambrano es un gran ejemplo de que la excepción confirma la regla. Adrián Galán lleva más de tres años trabajando en esta tienda de zapatos emeritense y asegura que «es la mejor temporada» que recuerda. El buen clima que registra la ciudad desde hace ya un tiempo ha provocado que se haya vendido «todos los meses» y que no se haya parado «ni por la mañana ni por la tarde».

Lo que sí resulta común a los comerciantes consultados es la afluencia de turistas. El calor sofocante no impide que los visitantes foráneos compren, sino que incluso les anima a entrar en las tiendas del centro para refrescarse un poco y, de paso, adquirir alguna ganga que les resulte interesante. A pesar de ello, los periodos de rebajas parecen estar abocados a la dilatación en el tiempo.