+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

actuaciones acometidas EN LAS INSTALACIONES tras un estudio realizado por el sepad

La residencia el Prado incorpora a seis sanitarios más a media jornada

El centro cuenta con terapeuta ocupacional, como habían pedido residentes y familiares. La plantilla aumenta con un enfermero y cinco auxiliares para mejorar la atención

 

Residencia de mayores el Prado, ubicada en la avenida de la Libertad de Mérida. -

Mejoras asistenciales y técnicas para el centro de mayores el Prado de Mérida. El Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad) ha realizado diversas actuaciones durante el último semestre de 2017 con la finalidad de «actualizar y mejorar» las plantillas y los medios técnicos de los que dispone esta residencia. Todo ello, tras conocer de primera mano las necesidades que tienen los usuarios a través de un estudio exhaustivo que se llevó a cabo el pasado año.

Según informan a este diario desde la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, se ha decidido ampliar «de manera permanente» la plantilla del centro, con la inclusión en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), en un enfermero y cinco auxiliares a media jornada, quienes se irán incorporando a su trabajo a medida que se realicen los llamamientos a las respectivas bolsas de trabajo.

Cabe recordar que la Asociación de Residentes y Familiares del Centro de Mayores el Prado (Arfaprado) ha criticado recientemente que el Sepad no hubiese incorporado ya a un terapeuta ocupacional, tal y como se había comprometido. Sobre este asunto, indicar que en la misma RPT se ha realizado un cambio del puesto de animador sociocultural al de terapeuta ocupacional, un profesional que ha comenzado a trabajar esta semana.

En esta línea, la consejería señala que, además de los refuerzos realizados durante el año, en la actualidad se ha incrementado de manera temporal la plantilla durante diciembre y enero en un enfermero, un auxiliar de enfermería, un ayudante de cocina y un camarero limpiador.

En relación a las mejoras acometidas en infraestructuras y equipamiento, se ha llevado a cabo el acondicionamiento de la enfermería de una de las plantas, la adecuación de la instalación de gas, así como la sustitución de cinco camas articuladas. La residencia de mayores El Prado fue una de las primeras en abrir sus puertas en la región, lo que hizo que se convirtiera en un centro de referencia para la atención de las personas mayores autónomas. Sin embargo, esta situación ha cambiado con los años y en sus 242 plazas ahora también hay cabida para personas que tienen discapacidad física y cognitiva, en concreto, en torno a la mitad de los usuarios presentan algún grado de dependencia.

Con el fin de seguir mejorando la atención a los residentes, existe un proyecto de mejora para la accesibilidad de los espacios públicos y la idea es que se pueda acometer a lo largo del año.