+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRUCE DE DENUNCIAS ENTRE EL PP Y PSOE

Tormenta política por las obras concedidas a Vaysaca

  •  Calle prueba que Calvo estuvo en comisiones de Gobierno donde se dieron obras a su padre


  • &n
  •  

    Aspecto del cuartel Hernán Cortés, donde se construirá el Museo Abierto de Mérida (MAM). J. MORALES -

    PEDRO CABECERA MERIDAPEDRO CABECERA MERIDA 25/10/2003

    Las acusaciones de presunto trato de favor del ayuntamiento a la empresa Vaysaca, presidida por José Antonio Calvo, padre de la concejala del PP Mari Luz Calvo, van a llegar a los tribunales. Según anunció ayer la portavoz del Gobierno, Pilar Vargas, su grupo estudia presentar una demanda contra el PSOE por "injurias y calumnias". Mientras tanto, su colega en el PSOE, José Angel Calle, aportó las actas de las Comisiones de Gobierno en las que aparece que Calvo estuvo en comisiones donde se aprobaron obras para la empresa de su padre, "y votó a favor en nueve ocasiones", aseguró.

    Chaves denunció que desde agosto del año 2001 hasta la fecha, el ayuntamiento ha adjudicado a Vaysaca 19 proyectos, obras y certificaciones de obras, estando Mari Luz Calvo presente en algunas comisiones de Gobierno y votando a favor de la adjudicación. Sin embargo, Vargas dijo ayer que esta concejala no estuvo presente en las mesas de adjudicación de dichas obras y, que en todo caso, abandonó las comisiones donde se trataban asuntos de Vaysaca.

    Además argumentó que no son cuestiones incompatibles, pero que se retira "por ética". Es más, explicó que esta empresa "es a la que se le ha adjudicado un menor número de obras" en la ciudad. "¿Qué pasa, que se tiene que ir fuera de Mérida porque la hija del propietario sea concejala en el Ayuntamiento?", preguntó.

    Este argumento es desmentido por Calle, que reiteró que la concejala del PP "no puede participar en esas comisiones, por estar implicado un familiar de primer grado, ni en la formalización de la decisión". Además, aclaró que en las mesas de contratación no se aprueba ni decide nada, sino que "sino que sólo propone, dictamina y presenta, pero donde se aprueban las cosas es un pleno, la Comisión de Gobierno o que sea el propio alcalde".

    Por otro lado, exigió un nuevo pliego de condiciones para la obra del Museo Abierto de Mérida (MAM), adjudicada a Vaysaca, porque obtuvo veinte puntos gracias a una cláusula en la que se primaba la experiencia acumulada por la empresa en los últimos cinco años, una condición que, dijo, no puede formar parte en el conjunto de los requisitos para la adjudicación, según la Junta Consultiva de Contratación Administrativa.