+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Somos de Mérida

El verano llega a Proserpina

Con la llegada de las altas temperaturas, el embalse ha comenzado a recibir a los primeros bañistas de la temporada, que acuden a pasar el día para combatir el calor de las jornadas estivales H Las orillas se han mejorado con el depósito de arena de río lavada

 

Bañistas disfrutan de la calurosa jornada del sábado, en el embalse de Proserpina. - EL PERIÓDICO

Bañistas disfrutan de la calurosa jornada del sábado, en el embalse de Proserpina. - EL PERIÓDICO

Todo listo para una nueva temporada de baño en Proserpina. Aunque oficialmente no será hasta mañana cuando entre en funcionamiento el servicio de vigilancia, numerosos bañistas disfrutan ya de este entorno único. Las altas temperaturas que se están registrando en la ciudad invitan a que familiares y amigos se desplacen a este embalse emeritense para disfrutar del descanso y relajarse en sus orillas, degustar una buen menú en alguno de los chiringuitos o darse un chapuzón. Además, Proserpina permite al visitante realizar actividades variadas, como hacer deporte, montar en piragua, pescar o pasear por los caminos del paraje natural. También está la opción de alquilar una barca a pedales para lanzarse al agua desde los toboganes de estas embarcaciones.

A unos ocho kilómetros al noroeste de la ciudad se ubica este embalse romano, que empezó a utilizarse para los baños en los años 40 y 50, y de una forma continuada durante los fines de semana allá por los 60. Fue entonces cuando comenzó la construcción de los chiringuitos, como los míticos Mimi y Merendero Madrid. Sin duda, con el devenir de los años las instalaciones del recinto, así como los propios establecimientos, se han ido adaptando a los nuevos tiempos con mejoras para ofrecer a los visitantes una estancia de mayor calidad.

Para la puesta a punto de Proserpina, el ayuntamiento ha estado llevando a cabo una serie de actuaciones en el entorno del embalse. Así, el pasado mes de diciembre finalizaban unos trabajos para la instalación de un nuevo vallado perimetral, tras una inversión que ascendió a 37.000 euros procedentes de las arcas municipales. En las zonas donde la conservación era mejor se reutilizó parte del vallado existente y en total se renovaron los 700 metros de barandillas del camino perimetral del embalse.

Las actuaciones para el acondicionamiento del recinto también han consistido en la limpieza de las orillas y el desbroce de la zona de baño. En esta línea, se han repuesto elementos de mobiliario que se encontraban deteriorados por estar a la intemperie. Otras mejoras destacadas han sido el depósito de 400 toneladas de arena de río lavada y la puesta en marcha del servicio de duchas en las inmediaciones. Además, se prevé que en esta semana se lleve a cabo la colocación de sombrillas.

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, visitó la semana pasada el embalse para comprobar el resultado de los trabajos. El objetivo, según Osuna, es el de conseguir que las personas que se acerquen a disfrutar del baño en Proserpina lo hagan con la mayor de las comodidades posibles, en un «entorno único», y aseguró que será sometido a trabajos de adecentamiento de manera continuada.

El transporte urbano especial a la zona residencial y de baño del embalse, ya está en funcionamiento y se prolongará hasta el próximo 15 de septiembre. La línea número 13 realiza tres viajes diarios, que salen desde el Paseo de Roma a las 9.00, 14.00 y 21.00 horas; y de regreso a las 9.30, 14.30 y 21.30 horas. Por su parte, el servicio de vigilancia estará vigente hasta el 31 de agosto.