+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VALENCIA DEL MOMBUEY, un MUNICIPIO que no pierde habitantes

El ayuntamiento ofrece un futuro para los jóvenes del pueblo

El alcalde de la localidad pacense, Manuel Naharro, vuelve a presentarse a las elecciones municipales con nuevas iniciativas como fomentar el empleo y finalizar la residencia de mayores

 

Día de la Mujer. Merienda con motivo del 8 de Marzo del año pasado. - EL PERIÓDICO

Manuel Naharro Gata. Alcalde de la localidad pacense. - EL PERIÓDICO

Redacción AA MONOGRÁFICOS
03/03/2019

el alcalde de la localidad pacense de Valencia del Mombuey, Manuel Naharro Gata (PP), asegura que la que acaba ha sido una legislatura en la que han conseguido muchos de los objetivos que tenían marcados para el municipio. Sobre todo, afirma que ha sido una época basada en la calma y la tranquilidad en temas sociales. A fin de cuentas, “hemos logrado tener el Valencia del Mombuey que nos merecemos”, apunta. Pero, sin duda, lo más destacado es que no han perdido población en los últimos años. “La gente joven tiene futuro aquí”.

Manuel vuelve a presentarse a las elecciones y sus principales ideas de cara a una nueva etapa son finalizar la residencia de ancianos y seguir invirtiendo en bienes comunales para disfrutar de un campo del siglo XXI. En caso de salir reelegido, no tiene marcado un objetivo fijo, pero se centraría en “mantener la marcha del ayuntamiento que en la actualidad, creo que es buena”, señala. No obstante, asegura que quedan muchas mejoras, “si no quedara absolutamente nada por hacer no me presentaría de nuevo a las municipales”. Lo esencial para Naharro sería “adecuar condiciones para que las empresas se queden en la localidad”, así como dotar de mayores servicios y expectativas de futuro a toda la población.

En cuanto a las cuentas de la localidad, afirma que están saneadas: deuda cero. “Ni nos sobra ni nos falta”, apunta. Se muestra orgulloso de haber podido resolver las pequeñas dudas que los vecinos le han ido planteando. “Las grandes obras e infraestructuras están muy bien, pero creo que lo más importante de un alcalde es estar cercano a su gente y estar con ellos en los problemas que le surgen en su día a día, echarles una mano en lo que podamos solucionar”. Asimismo, relata que no cambiaría nada de los últimos cuatro años.

reformas. En cuanto a las mejoras, señala que el plan de infraestructuras ha significado un cambio radical. Se ha creado un tanatorio que no existía, un complejo de turismo rural y el paseo en la carretera, “que antes era un peligro”. En los bienes comunales han invertido mucho y el campo está mejor. Además, los niños del municipio no han tenido que gastar dinero en libros de texto y los mayores están atendidos con un servicio a domicilio y con un centro de día, “en condiciones”.

Desde el consistorio han tenido en cuenta tanto a jóvenes como a mayores. En anteriores legislaturas el sector de la juventud estaba “un poco más olvidado”, por lo que en esta última han decidido prestarles más atención, buscando más medidas destinadas a ellos. Dos de las propuestas que llevarían a cabo de cara a una nueva etapa para los jóvenes del municipio se basarían en crear empleo -o las condiciones para generarlo- y viviendas. “Primero intentaremos que se construyan algunas viviendas de promoción pública y algún otro mecanismo que aún estamos estudiando”. Eso sí, el primer fin es terminar la residencia de mayores. Seguido de mantener los servicios a domicilio y poner en marcha una nueva ordenanza, “que queremos aprobar antes de las elecciones”. Esta última medida consiste en la entrega de equipos técnicos para mejorar la vida de aquellos que necesiten ayudas, “como pueden ser camas articualadas”.

El sector turístico, según Naharro, ha aumentado con creces. “Cada vez más personas conocen dónde estamos”, dice. Su oferta se basa en la naturaleza y desde el consistorio ven futuro en este nicho de empleo. La afluencia de visitantes es más notable en primavera debido al estado de los campos. Aunque Naharro asegura que en realidad durante todo el año reciben turistas. No obstante, en verano el pueblo triplica su población. Este repunte se debe a que es un municipio de migrantes, indica.

Finalmente, a nivel cultural, en Valencia decidieron retomar el festival de teatro aficionado. “Se presentan más grupos, cada año tiene más nombre”. En la Casa de la Cultura elaboran un programa con actividades durante todo el año, pero en el periodo estival se incrementan. Lo que le gustaría al edil, si llegara a ser reelegido, sería potenciar estas actividades y formar una cultura de calidad. Pero, sin duda, la tradición más destacada de Valencia del Mombuey se trata de la Feria de Septiembre.