+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Hacia donde debe dirigirse el sector turístico de Extremadura

 

Aves de día y estrellas de noche. Los viajeros buscan ahora turismo basado en las experiencias. - EL PERIÓDICO

Aves de día y estrellas de noche. Los viajeros buscan ahora turismo basado en las experiencias. - EL PERIÓDICO

Marcelo Sánchez-Oro Sánchez Universidad de Extremadura
11/04/2019

El modelo de turismo de ‘sol y playa’ muestra signos de agotamiento que se reflejan en la ralentización de estadísticas de entradas de viajeros, en parte atribuible a la revitalización de la oferta turística en países que fueron afectados por la inseguridad del terrorismo islamista: Túnez, Egipto o Turquía principalmente. A ello se une la siempre postergada apuesta por la calidad del sector turístico nacional, un reto que no se ha afrontado de forma decidida y que es necesario retomar bajo la fórmula de potenciar los destinos de interior, que representan una alternativa complementaria (dependiendo de los mercados emisores) a la tradicional oferta de “sol y playa”, y apostando también por la calidad de los empleos del sector en la idea de que esto redunda en la propia calidad de los servicios prestados. Es necesaria una renovada intensificación de la promoción de los destinos de interior, y esto pasa por vincular la promoción a valores como la calidad de los alojamientos y su emplazamiento, la oferta de actividades complementarias, la riqueza paisajística, cultural, patrimonial y gastronómica en las que, regiones como Extremadura, se ha venido trabajando de forma intensa y extensa en los últimos cuatro años; en nuestro caso, desde la Junta de Extremadura a través de su Dirección General de Turismo. Una exitosa estrategia que ha integrado la oferta turística regional, articulando a los actores del sector turístico para generar nuevas sinergias y un mayor compromiso con el emprendimiento turístico y la calidad de los servicios prestados.

Con vistas al futuro, enunciamos algunas líneas prioritarias que han de ser tenidas en cuenta en este posicionamiento.

1.- El “turismo de retorno” con implicación de las poblaciones receptoras. Muchas comarcas rurales de regiones del interior, en particular Extremadura, disponen de recursos y potencialidades turísticas, y tienen como principales “mercados emisores”, los que en su día fueron emigrantes, y los hijos y nietos de estos. Personas y familias que mantienen vínculos con las localidades y comarcas y a la que retornan en periodos concretos del año, cerca del treinta por ciento de los que nos visitan tienen este tipo de vínculos con la región. Además de poner en valor estos flujos de viajeros, constituye parte de la estrategia regional de lucha contra el “desafío demográfico” que padecen muchas de nuestras comarcas rurales. Parece necesario estudiar con detalle los flujos demográficos asociados a este ‘commuting’ (frecuencia, intensidad, localización específica, gastos derivados, retorno de inversiones en los pueblos, valoración de servicios y de la estancia…), e incentivar (promocionar) la región en este segmento, sobre todo con vistas a segundas y terceras generaciones. Para todo ello es necesario contar, como ya se ha venido haciendo, con la red regional de Grupos de Acción Local; pero también implicar a la red de Casas Regionales distribuidas en el territorio nacional, y aquellas, especialmente dinámicas, localizadas fuera de nuestro país.

2. Refuerzo del Turismo de Naturaleza: turismo activo, agua y de salud. En línea con el trabajo desarrollado en los cuatro últimos años, en los que se ha contado con la complicidad y apoyo de los empresarios del turismo en este sector, es conveniente reforzar este segmento porque añade a la oferta un marchamo de calidad, la diversifica más allá del alojamiento y la gastronomía y puede permitir el incremento de las pernoctaciones y fidelización de los visitantes. En este mismo sentido, mantener el impulso por el turismo asociado a “playas fluviales” o “piscinas naturales”, que representan un atractivo muy interesante, respecto al cual en los últimos años se ha realizado un intenso programa de revalorización, promoción, y calidad de los servicios.

3. Nuevas iniciativas en torno al Turismo de Naturaleza asociado a las actividades cinegéticas y actividad pesquera. En línea con la necesidad de vincular el turismo con el desarrollo territorial y la lucha contra el despoblamiento de buena parte de nuestro territorio, es necesario apoyar las posibilidades turísticas que ofrecen la actividad cinegética y la pesca fluvial y de embalses. Hay un conjunto de acciones que deberían emprenderse, teniendo presente, por un lado, el arraigo entre la población local de determinadas zonas de Extremadura de estas actividades; y por otro, los flujos de visitantes (pescadores y cazadores) que estas mismas actividades atraen. Por ejemplo, es necesario un análisis de los recursos cinegéticos y pesqueros de la región destinados al aumento de viajeros, así como la promoción de los existentes, incorporando esta oferta en las promociones nacionales e internacionales.

4. Turismo de Experiencias, asociado a productos típicos de la región (cereza, quesos de calidad, aceite de oliva, vino, el toro). En este campo se evidencia que algunos tipos de Turismo de Experiencia en Extremadura están más desarrollados que otros, en particular, el turismo asociado a la producción de cerezas en el Valle del Jerte. En menor medida, actividades complementarias vinculadas a la cría del toro de lidia, el oleoturismo, enoturismo e iniciativas que giran alrededor de marcas de calidad de quesos como la Torta del Casar. Se trata de experiencias de oferta de actividades complementarias de carácter turístico vinculadas con determinados tipo de producción agraria. Todas ellas son referencia para el incremento y refuerzo de otras ofertas que puedan implementarse y que entroncan con corrientes del mercado turístico vinculadas al ‘Slow Food’. Es necesario ofrecer líneas de incentivos y apoyos a las cooperativas y productores para que se sigan generando estas ofertas de Turismo Experiencial, reforzando su presencia en el mercado, estimulando el surgimiento de actividades y empresas complementarias que exploten esta posibilidad en concierto con los productores; y trabajar en la promoción y el posicionamiento en el entorno virtual de estas iniciativas para reforzar su presencia en el mercado.

5. Turismo de cielo. En coherencia con el objetivo estratégico de reforzar la oferta de actividades complementarias se encuentra el denominado ‘Turismo de Cielo’, que busca poner en valor la calidad de los recursos paisajísticos y la calidad medio ambiental de los entornos rurales de la región, en línea con los mercados turísticos centrado en el ‘Slow Tourism’. Ya se ha avanzado en la selección de entornos adecuados para esta práctica y la adecuación de espacios específicos en red a lo largo de la región, según las pautas marcadas por la ‘Estrategia de la Noche’, en dos sentidos: coordinación entre administraciones como estrategia para la preservación del cielo extremeño y buenas prácticas en el diseño de soluciones de iluminación.

6. Refuerzo de las estrategias comerciales del Birding. Mantener el esfuerzo desarrollado en las campañas promocionales de la región que tienen como base la puesta en valor de recursos autóctonos. Hay un conjunto amplio de actividades, en las que se lleva trabajando años, que van desde la investigación a la articulación de emprendedores, promoción y posicionamiento en los mercados nacional e internacional del denominado turismo “Birding”. En los cuatro últimos años se ha reforzado esta línea de trabajo con resultados muy positivos tanto en el número de visitantes motivados por estos atractivos como por la “calidad” del visitante que se atrae, en general, de elevado poder adquisitivo.

7. Turismo de trabajo o ‘Touristry’: Erasmus, congresos. En Extremadura, principalmente en las ciudades de Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Zafra y Trujillo, existe una tradición de celebración de congresos y eventos profesionales vinculados a diversas ramas del conocimiento y de la empresa. Muchos de estos eventos asociados a actividades científicas y académicas de la Universidad de Extremadura. Igualmente, hay una larga tradición de acogida a estudiantes y profesores extranjeros del programa Erasmus (Europa) y otros de diferentes planes de movilidad internacional con América Latina. Todo este conjunto de iniciativas se sustenta en una red de espacios para congresos y reuniones profesionales, de carácter público (autonómico, provincial y municipal) y privado (principalmente hoteles) y que, así mismo, ha ido generando un grupo de empresas de organización de eventos.

Por último, la necesaria concertación social para un empleo de calidad y la estabilidad en el sector turístico, bajo la idea de que la apuesta por la calidad implica incorporar la cláusula social en los contratos y convenios que en este ramo promueve la administración regional y apoyar a los agentes sociales (empresarios y organizaciones sindicales) en cuantas iniciativas se lleven a cabo para eliminar practicas antiéticas en la gestión de los recursos humanos, la precariedad laboral y el saneamiento de las cuentas de las empresas a costa de los salarios.