+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DESDE EXTREMADURA

Endesa se suma a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente

La compañía promueve la descarbonización de la economía y la reducción de gases contaminantes y favorece la economía circular

 

Energía renovable. Instalaciones de energía fotovoltaica que Endesa está construyendo en Extremadura y que sumarán 254 MW de potencia. - EL PERIÓDICO

Redacción AA MONOGRÁFICOS
05/06/2019

Contribuir a la descarbonización de la economía, promoviendo la generación de energías renovables y la electrificación de la demanda energética, con emisiones cero; colaborar en la protección de la flora y fauna o llevar a cabo una gestión responsable de los recursos en sus propios centros de trabajo son algunas de las acciones con las que Endesa trabaja a favor del medio ambiente y del desarrollo sostenible, en línea con los objetivos del Plan de Sostenibilidad de la compañía y con impacto positivo en Extremadura.

Como cada año, Endesa se suma a la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio y que en 2019 cuenta con el lema #SinContaminacióndelAire, con el que Naciones Unidas, impulsora de esta efeméride, quiere concienciar sobre la importancia de reducir este tipo de contaminación, partiendo de la realidad de que, en todo el mundo, 9 de cada 10 personas respiran aire contaminante y 7 millones de personas mueren de forma prematura por problemas de salud derivados de esta circunstancia.

La electrificación de la demanda energética y la progresiva descarbonización de la economía, con un aumento progresivo y ordenado de la generación renovable y una dependencia cada vez menor de combustibles fósiles, son dos objetivos de Endesa alineados con la descontaminación, ya que la electricidad genera cero partículas contaminantes a la atmósfera.

Apuesta por las energías renovables. De ahí la apuesta de la compañía por las energías renovables, que en Extremadura se traduce en la construcción de seis instalaciones fotovoltaicas, tres en Logrosán y otras tres en Casas de Don Pedro y Talarrubias. Sumarán en total 254 MW de potencia y en su construcción se invierten aproximadamente 200 millones de euros.

Una vez que estén en funcionamiento, estas seis plantas tendrán capacidad para generar casi 500 gWh por año, evitando la emisión de 285.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

En todos los casos, la construcción de los proyectos se basa en el modelo de ‘Sitio de Construcción Sostenible’ de Enel Green Power, que incorpora el uso de energía renovable durante la construcción a través de un sistema fotovoltaico de 20 kW que atiende las necesidades energéticas de la obra y que posteriormente será donado a los municipios para atender necesidades de uso público.

Estas seis plantas fotovoltaicas se sumarán a las siete centrales hidroeléctricas de Endesa en Extremadura, una energía también 100% renovable y que produce anualmente en torno a 109.000 megavatios hora de electricidad.

Movilidad eléctrica. Además de la generación renovable, Endesa trabaja para promover la movilidad eléctrica, con cero emisiones. En toda España, la empresa cuenta con un plan de infraestructuras de recarga que va a permitir a finales de 2020 dotar las principales carreteras y autovías andaluzas de puntos de recarga. Serán, en todo el territorio nacional, 8.500 puntos de recarga públicos, que se suman a los privados que ya puede adquirir, por menos de un euro al día, cualquier ciudadano.

La compañía quiere acompañar así el crecimiento del vehículo eléctrico, que se prevé que represente entre un 25 y un 30% del total de coches en el año 2030.

La promoción del uso del vehículo eléctrico empieza, además, por el seno de la propia empresa, que acaba de lanzar la quinta edición de su Plan de Movilidad Eléctrica para Empleados para incentivar el uso de vehículos eléctricos. El objetivo de este plan es que 200 personas más en toda España se sumen a los 663 trabajadores que conducen un vehículo eléctrico y conseguir así que, en cinco años, el 10% de la plantilla haya apostado por la movilidad eléctrica de manera particular.

Economía circular. El trabajo de Endesa está, además, alineado con la economía circular y con la reducción de los residuos. En este sentido, la compañía, que se adhirió en 2017 al Pacto por una Economía Circular, ha destinado a tratamientos de reciclado o valorización en torno al 70% de los residuos que generó en 2018 durante su actividad de mejora y adecuación de la red eléctrica, aumentando los porcentajes alcanzados el año anterior y consolidando así su compromiso con el medio ambiente, la sostenibilidad y la economía circular.

Este esfuerzo por la valorización de residuos se ve acompañado por iniciativas novedosas como Plásticos Zero, basada en reducir al máximo el consumo de plásticos de la compañía en los próximos cinco años. El objetivo de este programa, que se enmarca dentro del Plan de Sostenibilidad de Endesa, empieza por eliminar los plásticos en un 28% en 2019 hasta conseguir una reducción del 75% para 2023. Esta iniciativa tiene, además, un carácter de concienciación sobre un mejor aprovechamiento de los recursos, fomentará la reutilización y el reciclaje entre los empleados y se traducirá en evitar la generación de 15 toneladas de residuos plásticos y la no emisión a la atmósfera de 57 toneladas de CO2, lo que suponen aproximadamente las emisiones de 28 coches térmicos circulando durante todo un año.

Protección de la masa forestal y prevención de incendios. Endesa revisa también cada año las líneas aéreas que discurren por territorios forestales de la comunidad para minimizar el riesgo de incendios por el paso de las líneas por la masa arbórea y para mejorar el suministro que reciben los ciudadanos.

Se trata de unas labores de gran complejidad que Endesa lleva a cabo como compañía distribuidora de electricidad en las líneas aéreas que atraviesan terrenos o zonas forestales que precisan de una adecuada conservación de las masas de vegetación.

Endesa es, en definitiva, una empresa comprometida con el desarrollo sostenible y con la protección del medio ambiente, tanto en su propia actividad como en el entorno que la rodea.