+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

“Tenemos muchos recursos que convertir en productos”

 

“Tenemos muchos recursos que convertir en productos” - EL PERIÓDICO

11/04/2019

-Hace unos años cuando se habló de turismo fluvial en Extremadura le tacharon de ‘loco’…

-Sí, tengamos en cuenta que la mayoría de los municipios ribereños del río Tajo viven actualmente de espaldas a este. Nuestra actividad ha supuesto en muchos casos una reconciliación de la población con el río, que ha vuelto a ver en este un motor generador de empleo y riqueza que ayude a sus pueblos a luchar contra el despoblamiento.

Antes de nuestra llegada el río solo servía para generar electricidad, los aficionados a la pesca y los pocos navegantes que tenemos, ahora mismo nuestros cruceros son la excusa para que mucha gente conozca estos municipios, su patrimonio, su naturaleza, sus gentes y los excelentes productos que producen: aceites, quesos, miel, dulces, artesanía,… todo ello rodeado de una naturaleza increíble.

En estos 8 años hemos demostrado que Extremadura está llamada a convertirse en uno de los mejores destinos de turismo fluvial.

-¿Qué cifras de viajeros tienen las diferentes rutas de cruceros que han puesto en marcha?

-Este 2018 el Barco del Tajo Internacional con la ruta “La última frontera nacional” ha sido la más demandada con un total de 16.061 pasajeros, está ruta discurre entre el municipio de Cedillo y Herrera de Alcántara; la segunda ruta con 12.116 pasajeros ha sido la “Ruta del Contrabando” que discurre entre Cedillo y Castelo Branco. La tercera ruta en numero de pasajeros ha sido “A las Puertas de Monfragüe” esta ruta inaugurada el 2 de Agosto pasado, ha sido realizada por un total de 3.907 personas durante 2018. Y por último, y no menos importante el Barco de Alcántara, con embarcadero en la localidad de Ceclavín, esta embarcación la han utilizado 2.646 personas, en total el año pasado 34.730 personas han disfrutado de nuestros cruceros de naturaleza.

Este 2019, con todas las rutas operativas, esperamos superar estas cifras.

-Este año han presentado un producto novedoso, que asocia el tren con el barco. ¿Qué resultados está dando? ¿En qué consiste?

-Como extremeños que somos, estamos muy comprometidos con nuestra región, y la causa del tren es una causa en la que estamos firmemente comprometidos, tanto es así que hemos querido aportar nuestro granito de arena, y la mejor forma que podíamos hacerlo es favoreciendo su uso. Si conseguíamos que el número de usuarios crezca, hará más difícil el que las inversiones para mejorar el tren queden sin ejecutarse u olvidadas en un cajón, y si, además, conseguimos que sean visitantes de otras regiones las que nos visiten, estos conocerán de primera mano nuestra realidad.

Por otro lado, intentamos que todas las medidas que tomamos sean desde el positivismo, así que pese a las criticas de algunas personas que no llegaron a entenderlo, el resto han visto en estos paquetes una forma de llamar la atención sobre el tren, creer en un futuro mejor y poner nuestro granito de arena para conseguirlo.

El tren esta creciendo como medio de transporte para desplazamientos de media distancia en la mayoría de las regiones, estas regiones tienen productos de ocio+tren, en la web de www.renfe.es, Extremadura no disponía de ningún producto. Desde el Barco del Tajo, entendemos que el ferrocarril es el medio de transporte más compatible con el modelo de desarrollo ecológico y con menor impacto ambiental, por lo que vimos la necesidad de crear unos paquetes turísticos orientado a los turistas madrileños que aúnan tren+barco.

Aún es pronto para valorar los resultados, aunque el primer resultado lo estamos logrando en visibilidad en https://ocio.renfe.com/ nuestra región tiene representación y es una opción de ocio+tren, como ya tienen otras regiones.

Actualmente ofrecemos dos paquetes que se pueden reservar en https://ocio.renfe.com/es/barcodeltajo, uno es: “Corazón de Monfragüe” y el otro “Monfragüe a tu aire + coche de alquiler”, ambos dedicados a urbanitas de la capital que deseen conocer nuestro parque nacional de Monfragüe usando el tren como medio de transporte principal.

-¿Qué les transmiten los usuarios de los cruceros fluviales cuando acaba la travesía?

-Sorpresa por la cantidad de agua que tiene Extremadura, piensan que somos una región árida, y sin embargo, “Extremadura es Agua” como dice la campaña de la Dirección General de Turismo, con más de 1.500 kilómetros de costa dulce, somos la región con más superficie de agua dulce del país.

Sorprendidos por nuestra naturaleza, los paisajes, la fauna, en especial la cigüeña negra, los alimoches, y tras la sorpresa, les sigue el compromiso, compromiso por proteger, cuidar y mantener estos paraísos, ten en cuenta que nuestras embarcaciones son aulas medioambientales y durante el recorrido nuestro guía les muestra e interpreta lo que están viendo, y por último los usuarios satisfechos, con muchas ganas de repetir, de hecho tenemos una altísima tasa de repetición, ya que la mayoría de ellos cuando hacen una de las rutas suelen realizar las otras rutas.

-¿Qué proyectos de futuro tiene Barco del Tajo? ¿Nuevas rutas y combinaciones con otros productos?

-Consolidar las rutas inauguradas en el 2018, esperamos crecer en visitantes y sobre todo ofrecer paquetes de actividades para llenar el día entero y de varios días.

Estamos trabajando mucho con los municipios donde estamos ubicados, los cruceros son el motivo para el viaje, pero deseamos que los municipios y la comarca se conviertan en el motivo del viaje o, por lo menos, en otro más.

-¿Qué es lo más gratificante de su trabajo?

-Tenemos la mejor oficina para trabajar, sin duda es un lujo trabajar en el río Tajo, en estos espacios protegidos, rodeados de naturaleza.

Por otro lado, el poder enseñar nuestra tierra los miles de visitantes que recibimos, nos hace sentirnos orgullosos de los que hacemos, sin duda es una gran responsabilidad, y siempre estamos mejorando para poder hacerlo mejor; desde el Barco del Tajo primamos que las tripulaciones de las embarcaciones sean personas del territorio y esa pasión se nota.

Cuando los clientes se van, van felices de la experiencia que han vivido durante el crucero.

Y por último el poder cambiar un municipio, un territorio, cuando trabajamos mano con mano con los productores, artesanos, guías, restauradores y entre todos creamos un destino turístico en torno al crucero, y comprobamos que mejora la economía de la localidad y los vecinos empiezan a ver el río con otros ojos, con ojos de esperanza y futuro, de empleo y oportunidad, sin duda esa es una de nuestras mayores gratificaciones.

-¿Son respetuosos con el medio ambiente y las especies de aves que anidan en el Tajo Internacional?

-Sí, en el Tajo Internacional, y en el resto de espacios donde trabajamos, en primer lugar, tenemos un altísimo compromiso con la protección y conservación del espacio en el que trabajamos, primero por que creemos en ello, segundo por que nos hemos endeudado para comprar unas embarcaciones que navegan por un paraíso, y somos conscientes que, si queremos poder pagarlas y trabajar, ese paraíso debe conservarse.

Nuestro pan está unido al bienestar de las especies con las que compartimos espacios, y todo el personal es consciente de ello, por este motivo respetamos todas las indicaciones que desde medio ambiente nos facilitan con los permisos y, además, dedicamos muchos recursos a reducir o anular el poco impacto que genere nuestra actividad, participamos en todas las actividades que desde asociaciones conservacionistas nos presentan y estamos orgullosos de ello.

Además, hacemos una labor de vigilancia y control, informando de cualquier anomalía a las autoridades, como la ocupación de nidos de cigüeña negra por parejas de buitres leonados, etcétera.

En estos ocho años que llevamos trabajando se ha podido demostrar que nuestra actividad no ha afectado a la cría y reproducción de especies.

Además, hemos conseguido en muchos casos que el resto de habitantes del territorio vean que el tener espacios protegidos no supone un castigo, sino una oportunidad y esto gracias al desarrollo económico que genera el turismo que viene a ver ese espacio protegido.

-¿Hacia dónde va el desarrollo turístico extremeño?

-Extremadura ha sido la gran desconocida, y aún seguimos siéndolo, pero cada vez se está trabajando mejor la promoción en estos últimos años realizada por las administraciones públicas y el esfuerzo inversor realizado por empresarios con un altísimo amor a la región, tengamos en cuenta que cualquiera de las inversiones que se realizan en la región, conseguirían un mayor ROI (retorno sobre la inversión) en otras regiones mejor comunicadas o con mayor afluencia de turistas; están consiguiendo que crezcamos en dos dígitos y, si seguimos a este ritmo, en pocos años estaremos con tasas de ocupación y visitantes que nada tendrán que envidiar a otras regiones.

Nuestras fortalezas son muchas, en primer lugar, el carácter acogedor del extremeño, somos gente generosa, felices y nos encanta sonreir a quienes nos visitan, y con sonrisa sincera; y, en segundo lugar, nuestro patrimonio cultural y nuestro patrimonio natural, en tercero nuestro patrimonio gastronómico con nuestras denominaciones de origen y nuestras recetas, origen de la cocina francesa...

Sin duda, tenemos muchos recursos que debemos convertir en productos, si logramos esto, podremos ser una región donde el turismo sea otro motor de desarrollo (que además es transversal al resto de sectores) que ayude a generar empleo y riqueza y, lo mejor, es que apenas tiene impacto si lo comparamos con otras actividades industriales.