+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Mesa redonda. El reto tecnológico

La transformación digital en las administraciones públicas ya es una realidad

Junta, diputaciones provinciales y Telefónica Extremadura refrendan su compromiso con esta revolución que cambiará la vida de los ciudadanos

 

De izquierda a derecha, Antonio Cid de Rivera, Jaime Grajera, Mar Portillo, Ignacio García Peredo, Rocío Cantero, Guillermo Santamaría y Agustín Aretio. -

Juanjo Ventura AA MONOGRÁFICOS
24/11/2019

Cuatro expertos en transformación digital analizan su aplicación regional

L a transformación digital avanza. Y lo hace a pasos agigantados. Junta de Extremadura, Diputación de Cáceres y Diputación de Badajoz trabajan junto con socios tecnológicos como Telefónica Extremadura para hacer más fácil la vida del ciudadano.

Para profundizar aún más sobre este proceso que reformula el futuro partiendo del presente, El Periódico Extremadura reunió el pasado miércoles en su histórica hemeroteca a cuatro expertos en la tecnología que va a permitir a la región competir en igualdad de condiciones en el mundo globalizado. Ignacio García Peredo, secretario general de Administración Digital de la Junta de Extremadura; Jaime Gragera, director de Área de Transformación Digital y Turismo de la Diputación de Badajoz; Agustín Aretio Gómez, jefe de Área de Innovación y Provincia Digital de la Diputación de Cáceres y Guillermo Santamaría, director de Telefónica en Extremadura avanzaron las claves de la transformación digital en el presente y se muestran optimistas sobre el futuro.

La transformación digital se presenta como una gran oportunidad para transformar la realidad y mejorar los servicios que disfrutan los ciudadanos. Muchas carencias actuales pueden superarse gracias a la tecnología y ofrecer oportunidades que eran impensables en la era analógica. Hasta hace poco Extremadura competía con el resto de comunidades en inferioridad de condiciones. Pero esto ya no es así gracias a la conectividad digital, redes que poco a poco se están optimizando con el trabajo de las instituciones y de actores como Telefónica Extremadura. Ha comenzado una era decisiva y llena de oportunidades.

Para Guillermo Santamaría, director de Telefónica en Extremadura, la transformación digital es un “proyecto de reingeniería que nos obliga a repensar cómo se hacen todos los procesos de negocio para realizarlos de manera más ágil, eficaz y eficiente gracias al empleo de nuevas tecnologías. Ahora tenemos que repensarlo todo”. Telefónica ha invertido en Extremadura 153 millones de euros en el despliegue de redes ultrarrápidas en el último lustro. Y actualmente invierte 60 millones para hacerlo en 147 poblaciones durante este año y el próximo.

La transformación digital permite un mejor servicio a los ciudadanos, independientemente de dónde estén se encuentren. Así lo corrobora Agustín Aretio, jefe de Área de Innovación y Provincia digital de la Diputación de Cáceres, “nosotros hemos realizado avances en la administración electrónica y estamos bien posicionados”.

CAMBIO RADICAL. Jaime Gragera, director del Área de Transformación Digital y Turismo de la Diputación de Badajoz, asegura que la revolución de la inteligencia artificial y del Big Data nos van a permitir cambios radicales cada cinco años “y no podemos llegar tarde a esta revolución”. Además, añade que actúan sobre el territorio y por eso “hacemos partícipes de nuestras soluciones a los ayuntamientos, pero el cambio es tan veloz que necesitamos del concurso de la empresa privada”.

Guillermo Santamaría explica que para que tenga éxito la transformación digital hacen falta varios factores. “El primero de ellos es que éste liderada desde la cabeza de la organización, porque se trata de procesos con un calado muy profundo. Otro es que vaya acompañado de una gestión del cambio grande, lo que implica cambios en la manera de trabajar de las personas, habitualmente resistentes al cambio. Por último, es clave que haya buenas infraestructuras de comunicación que permitan un correcto funcionamiento de todo. En Extremadura en 2020 llegaremos al 70 por ciento en penetración en fibra óptica, lo que supone una ventaja competitiva enorme para todos que nos permite comenzar la revolución por encima de otros países”.

Agustín Aretio añade que la Diputación de Cáceres ha llevado ya la fibra óptica a los ayuntamientos de la provincia, y subraya que la infraestructura es un aspecto básico en todo este proceso. Al respecto, comenta que la despoblación rural es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la institución y que el objetivo “no es poblar con los oficios tradicionales sino que una persona pueda desarrollar, gracias a la tecnología, un trabajo urbano en un entorno que no lo sea”.

Jaime Gragera añade que este proyecto de transformación digital debería estar reflejado en los planes estratégicos de las instituciones. “En Diputación de Badajoz estamos muy alineados con los objetivos 2030 de Desarrollo Sostenible. Hay que aclarar que las diputaciones no tenemos competencia normativa, pero sí fomentamos el despliegue de redes, facilitando su implantación y desplegando nuevos servicios”.

Al respecto, el secretario general de Administración Digital de la Junta apunta que no todas las soluciones sirven para todas las administraciones y por eso la colaboración tanto interna como externa con otras administraciones públicas y ciudadanía, en el diseño de los servicios, es una de las piedras angulares del proceso. “Se necesita una planificación estratégica en este sentido y con una gestión del cambio continuada. Lo primero que hemos hecho es invitar a todas las consejerías para que formen parte de esa planificación porque no estamos hablando de tecnología, sino de ofrecer servicios”.

UNIFICAR SERVICIOS. Gragera añade que es preciso unificar todos los servicios en los que la tecnología pueda redundar en una mayor eficiencia. “Pero transformar no es centrarse proyectos concretos, sino en todos los ámbitos. Además la participación de la ciudadanía es muy importante. Nuestro objetivo es crear un Territorio Inteligente o Smart Provincia. Hemos comenzado por la eficiencia energética y en el tratamiento de aguas residuales”. En Diputación de Cáceres destaca el plan de acción Destinos Turísticos Inteligentes de Monfragüe y el Valle del Jerte. “Las palabras clave de este momento –explica Agustín Aretio- son ‘alineación’ y ‘agenda digital’ y eso nos da una idea de que la transformación involucra a todas las administraciones. Por ejemplo, si podemos llegar a una gestión inteligente de las depuradoras y actuar antes de que una avería se produzca sería perfecto”.

La Junta de Extremadura quiere que la transversalidad sea el leit motif de todo el proceso. Al respecto tienen proyectos sectoriales (en ámbitos como la sanidad y la educación) y otros horizontales. “El objetivo es que tengan impacto en la ciudadanía, la gestión, y la tecnología. Tenemos que plantearnos otras formas de ofrecer servicios y de gestionarlos. Por ejemplo, ya hay Comunidades Autónomas que están implantando la tecnología del ‘blockchain’ en la contratación del sector público o la que permite automatizar respuestas a las preguntas del ciudadano. Para eso hacen falta inversión, colaboración, continuidad y compromiso”, indica Ignacio García. También indica que en este proceso habrá actividades e incluso oficios que van a tener que transformarse e igualmente se van a plantear nuevos retos como el de la protección de datos y seguridad de la información y eso va a tener un impacto en la administración.

Agustín Aretio explica que las diputaciones son un ‘pequeño Big Data’, pues manejan información de miles de expedientes de tramitación que pueden aportar mucha información sobre el perfil del usuario: “La calidad del dato es fundamental”, concluye. Otro ejemplo de esta realidad es que en muchos centros de salud ya se utiliza el Big Data para reducir la morbilidad y la mortalidad o los ingresos en urgencias. En definitiva, la digitalización permite anticiparse a los problemas y ofrecer un mejor servicio al ciudadano y ya ninguna institución se plantea actuación alguna sin esa perspectiva.

Jaime Gragera apunta que en el futuro Extremadura, avalada por sus grandes recursos hídricos y energéticos sostenibles, vivirá un proceso de migración interna gracias al teletrabajo que permite la economía digital. “Lo digital es una oportunidad, pero hay que precisar para qué. El dato y la inteligencia artificial, como se nos dice desde Europa, nos van a dar solución a problemas como la salud, agricultura, transportes… Por eso el dato no hay que interpretarlo únicamente como dato administrativo”.

El director de Telefónica en Extremadura añade que en la región hay un gran talento, “como se pone de manifiesto en el Centro de Emprendimiento La Atalaya que ha abierto en colaboración público-privada con la Junta de Extremadura.

En su primera convocatoria entraron siete ‘startups’ y ya hay tres que comercializan sus servicios, una de ellas con una inversión de más de 2 millones de euros. En este espacio de crowdworking en Badajoz, los emprendedores extremeños reciben apoyo a través de iniciativas de aceleración, inversión y acceso al mercado. Además, la Diputación de Badajoz cuenta con el centro generador de ecosistema emprendedor y empresarial en la provincia “Fiware Space”, en el marco del proyecto “Smart Provincia”, del que resultó adjudicataria Telefónica.

PROYECTOS. La Junta de Extremadura está trabajando actualmente en la renovación del servicio público de información administrativa de atención al ciudadano para ofrecer una experiencia omnicanal en su relación con la administración. Se pretende centralizar la información de los servicios y trámites para reducir los tiempos de respuesta, así como la transformación del portal institucional y las oficinas de atención al ciudadano, y la implantación del teléfono único 012. Además Ignacio García añade que el registro electrónico de documentos será una realidad en poco tiempo. Otro importante proyecto es la implantación de un nuevo sistema de gestión económica, presupuestaria y contable llamado Alcántara. Con este nuevo sistema la Junta de Extremadura se ha planteado dar un giro en su forma de trabajar, dando un paso más en su modernización, eliminando el papel y automatizando todos los procesos de gestión. La elaboración de los nuevos presupuestos de la Junta de Extremadura están basados en el nuevo sistema y su puesta en marcha contribuirá a mejorar la interoperabilidad y transparencia en la prestación de servicios digitales.

La mesa redonda sobre Transformación Digital en las Administraciones Públicas se desarrolló en la hemeroteca de El Periódico Extremadura y estuvo moderada por la periodista Rocío Cantero. A lo largo de casi dos horas los cuatro expertos en transformación digital expusieron sus puntos de vista sobre un proceso que está cambiando la vida de los ciudadanos. Junta y diputaciones de Cáceres y Badajoz pusieron sobre la mesa su enorme compromiso con este proceso, en el que Telefónica Extremadura es uno de los actores principales para su ejecución.