+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Motociclismo

Joan Mir entra en el cielo de los más grandes

El piloto mallorquín de Suzuki, de 23 años, añade su nombre a la lista de españoles que lidera Crivillé, Lorenzo y Márquez Mir, que hizo una carrera muy inteligente en Cheste (Valencia), conquistó el 10 título para Suzuki

 

Joan Mir (Suzuki) se proclama campeón del mundo de MotoGP en Cheste. - REUTERS / ALBERT GEA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
15/11/2020

Ya está. Se produjo la revolución. España ya tiene un nuevo campeón del mundo de MotoGP. Empezó el gran, el inmenso, Alex Crivillé, en 1999, con el primer trono de 500cc, siguió el no menos veloz y manitas Jorge Lorenzo y, antes de que llegase el atrevido Joan Mir (Suzuki), hoy, en Cheste (Valencia), apareció, en el 2013, de forma celestial el catalán Marc Márquez, que atesoró seis de los siete últimos títulos de MotoGP. Pero, ahora, en una carrera discreta, la que necesitaba, Mir, de 23 años, en su carrera n 84 en el Mundial, acaba de añadir el título de la categoría reina al título de Moto3 que ganó, en su segunda bola de partido, tras fallar en Motegi (Japón), por estas mismas fechas, en Phillip Island (Austria).

Mir y Suzuki campeones del mundo

Mir, que llegó al Mundial hace solo cinco años, ha convertido a la bala azul de Suzuki en campeona del mundo. La firma de Hamamatsu, que también persigue el cetro de constructores y escuderías, no ha fallado hoy, gracias a su temple y serenidad (¿presión?, la presión es para el que no puede llegar a final de mes y no puede pagar el alquilar, yo vivo en la gloria), y ha corrido con cabeza, metiéndose en la zona media del pelotón y, en el año 100 de Suzuki, en el año 60 de competición de la firma de Hamamatsu, 20 años después de que Kenny Roberts Júnior ganase el último título grande para Suzuki, convirtiéndose en el campeón 10 de la firma japonesa.

El 'chico 10' de Suzuki

El chico 10 de Suzuki, que ha corrido con enorme tacto y cabeza, que ya conquistó su primer gran premio, el pasado domingo, en el mismo trazado de Cheste (Valencia) donde hoy lucía el sol, ha hecho una temporada inmaculada, aprovechando, sin duda, la ausencia de MM93. Mir, que suma siete podios en 13 carreras, ha corrido sin presión, sabedor de que todo, todo, dependía de él. Ha dejado que el italobrasileño Franco Morbidelli (Yamaha), ganador al final tercera victoria de este año: San Marino, Teruel y Valencia-- y el australiano Jack Miller (Ducati) se jugasen la victoria; ha dejado que su compañero Alex Rins (Suzuki) tratase de conservar el segundo puesto del Mundial (lo que añadiría aún más gloria a Suzuki) y nunca ha sabido que el Diablo se había caído, ha corrido con la sabiduría de un veterano y se ha convertido en flamante y nuevo campeón sin problema alguno.

Mir entra en la lista de los campeones

En su carrera 30 en MotoGP, Mir recibió la felicitación de todo el paddock en la vuelta de honor, desde Maverick Viñales a Valentino Rossi, pasando por Tito Rabat, su amigo del alma y con quien se entrena en Andorra, y se colocó la camiseta de campeón de manos de su manager, Paco Sánchez, y su asistente Tomas Comas. Mir, que recibió la felicitación de su jefe, Davide Brivio, ha hecho un año prodigioso y, ahora, ojalá logremos también el subcampeonato de pilotos con Alex (Rins). Y eso que Mir empezó mal, muy mal, sin puntuar en el GP de Jerez.

Y, sí, Joan Mir añadió su nombre a la lista de campeones de Suzuki donde están dos de los más míticos y populares pilotos de toda la historia como el británico Barry Sheene y el norteamericano Kevin Schwantz.