+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RESACA DEL GP DE CATALUÑA

Rossi: "Haciendo terceros es imposible pelear por el título"

El 'Doctor' sigue mostrándose tremendamente competitivo a los 39 años, pero exige un esfuerzo de Yamaha para poder enfrentarse a Márquez. "Nos faltan dos o tres décimas para poder pelear con Honda y Ducati", señala 'Vale', que cumple ahora, al igual que Yamaha, todo un año sin ganar

 

Valentino Rossi (Yamaha) celebra, en el podio de Barcelona, su cuarto tercer puesto de esta temporada. - AP / ERIC ALONSO

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
19/06/2018

Todo el mundo sigue boquiabierto, ciertamente, con el comportamiento deportivo de Valentino Rossi (Yamaha). A sus 39 años, el ‘señor domingo’ como ya empieza a llamársele por ser más un piloto de carreras que de entrenamientos, se ha situación en segunda posición del Mundial de MotoGP, algo alejado de Marc Márquez (Honda), pues se encuentra a 27 puntos del tetracampeón del mundo de MotoGP más joven de la historia.

Pero el ‘Doctor’ no pelea por ser segundo, poca cosa para alguien que acapara 115 victorias (está a 7 del mítico Giacomo Agostini y supera en 48 triunfos a Jorge Lorenzo, su actual perseguidor) y nueve títulos mundiales. Rossi hace nueve años que persigue su décimo cetro y, aunque tiene la sensación de que se siente con capacidad física y mental para mantener el pulso con los mejores, con Márquez, Andrea Dovizioso (Ducati) y Jorge Lorenzo (Ducati), la verdad es que la semana que viene se cumplirá exactamente un año de su último triunfo en Assen.

Valentino Rossi y su Yamaha, durante los ensayos del viernes en el Circuit de Cataluña. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

No solo el campeonísimo Rossi lleva un año sin ganar. También Yamaha lleva todo un curso sin vencer. Desde Holanda-2017, solo han ganado dos marcas y cinco pilotos: Honda, con 10 victorias (ocho de Márquez, una de Cal Crutchlow y otra de Dani Persona) y Ducati, con 7 triunfos (cinco de ‘Dovi’ y dos de Lorenzo). “Es ciertamente increíble que lleve, que llevemos, un año sin ganar. Es una triste estadística para mí, pero también lo es para Yamaha”.

CUATRO TERCEROS PUESTOS

Cuando le preguntan a Márquez a quien teme, siempre dice lo mismo: “Al segundo de la general. ¿Quién es? ¿Rossi?, pues a Rossi, que sigue demostrando ser muy fuerte, muy regular y muy competitivo, especialmente los domingos”. En los domingos de este año, el ‘Doctor’ ha sumado ya cuatro podios en siete carreras. Y los cuatro ‘cajones’ son cuatro terceros puestos en Catar, Francia, Italia y Cataluña. “Estoy contento, sí, porque sigo siendo competitivo, piloto bien y mi equipo trabaja magníficamente, pero haciendo terceros no podremos aspirar al título. Soy segundo, pero no candidato al Mundial”, sentenció al final del GP de Cataluña.

Rossi ha pedido a Yamaha que haga un esfuerzo por acercarles, a él y a su compañero Maverick Viñales, a los mejores. “Yo creo que nos faltan dos o tres décimas para poder codearnos con la Honda y la Ducati. Puede ser que sean de aceleración, pueden ser que sean de electrónica, pueden ser que sean de chasis, pero algo tiene que hacer Yamaha para echarnos una mano”, dijo en Barcelona. Cuando le dijeron que hay quien cree que con Lorenzo en el equipo Yamaha los problemas se hubiesen detectado mejor, el ‘Doctor’ insistió en que “el problema es e Yamaha, no de los pilotos”.

El test de ayer en Barcelona, donde Márquez realizó el mejor tiempo, siendo el único piloto que bajó del 1.39, dejando a los dos pilotos oficiales de Yamaha a un segundo de distancia, no generó ilusión alguna en Rossi y Viñales. Sí, probaron un nuevo depósito en la línea del que utiliza Lorenzo en su ‘Desmosedici’ y algo de electrónica “pero nada que nos anime de cara a Assen”, señalaron ambos pilotos. Viñales siguió pidiendo “una  moto a mi gusto porque en el último año hemos ido en la dirección contraria”.

Valentino Rossi celebra con un 'caballito' su tercer puesto en Montmeló. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

La situación desesperada que vive Yamaha ha provocado que muchos piensen en la pérdida de Johann Zarco (piloto KTM el año que viene) y en la necesidad, tal vez, de hacer un poderoso equipo satélite de cara a las dos próximas temporada, de ahí que se hable de convertir al ‘team’ Aspar en el equipo Petronas, con la esperanza de que Dani Pedrosa acepte una tercera Yamaha oficial y que una cuarta moto sea para el italiano Franco Morbidelli, protegido de Rossi. “Nos iría bien tener cuatro motos en la pista el año que viene, nos ayudaría mucho, tanto por la experiencia de Dani como por la juventud de ‘Morbi’”, reconoce Rossi.

Ni que decir tiene que todo el mundo continúa admirando a Valentino y buena prueba de ello fue cuando, en la conferencia de prensa tras el podio más laureado del nuevo siglo (Lorenzo, Márquez, Rossi), se le preguntó al tricampeón mallorquín si creía que con la actual Ducati, Rossi ganaría carreras, recordando que el ‘Doctor’ estuvo dos años en la firma italiana (2011 y 2012) y nunca ganó. “La Ducati que pilotó Valentino no tiene nada que ver con la mía, ésta es mucho mejor. Rossi es un gran piloto, perdón, perdón, quise decir un gran campeón”, respondió Lorenzo entre carcajadas. La frase, sin duda, fue un nuevo dardo a Claudio Domenicali, el CEO de Ducati, que utilizó ese argumento (“Lorenzo es un gran piloto”) para justificar su despido, a lo que el mallorquín respondió “perdón, yo soy un campeón, no un gran piloto”.