+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MUNDIAL DE MOTOCICLISMO

Los títulos están al caer

Terol (125cc), Márquez (Moto2) y Stoner (MotoGP) buscan en Australia las victorias que les conviertan en campeones

 

Terol celebra su victoria en Indianápolis. - Foto: AP

EMILIO PÉREZ DE ROZAS / Barcelona
13/10/2011

El Mundial de Motociclismo está en la recta final. Quedan solo tres carreras: Australia (Phillip Island), Malasia (Sepang) y Valencia. Quedan, pues, tan solo 75 puntos por disputarse y algunos, por ejemplo el australiano Casey Stoner (Honda, MotoGP) supera ya en 40 puntos a su más inmediato perseguidor, el campeón mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha). Otros, eso sí, tiene una ventaja mínima, cierto, con el catalán Marc Márquez (Suter, Moto2), que supera por tan solo un punto al alemán Stefan Bradl (Kalex) pero después de protagonizar una auténtico heroicidad al remontar, en solo seis grandes premios, los 82 puntos que le llevaba el 'Vettel' de las dos ruedas.

En 125cc, el español Nico Terol (Arprilia) vive placida pero sensata e inteligentemente la ventaja de 31 puntos que lleva al francés Johann Zarco (Derbi) que, por fin, hace 15 días ganó el primer gran premio de su vida, en Motegi (Japón) y se acercó algo más al discípulo de Jorge Martínez 'Aspar'.

Nadie duda a estas alturas de la temporada que los tres, Terol, Márquez y Stoner son los más claros favoritos a, pronto o tarde, coronarse como nuevos y flamantes campeones del mundo. El esprint final, el definitivo, empieza en uno de los trazados más hermosos del Mundial, el circuito de Phillip Island definido por los tres "como una de las pistas más hermosas del mundo". Stoner ha ganado aquí los cuatro últimos años y, por tanto, parte como claro favorito. "Es difícil que gane el título aquí, pues Jorge (Lorenzo) ha estado casi siempre en el podio, pero ganar de nuevo me daría mayor tranquilidad para intentar coronarme en Malasia dentro de ocho días". "No pienso en el campeonato, solo en ganar carreras y en cómo hacer más competitiva nuestra Yamaha, que se ha mostrado ligeramente inferior a la Honda", señaló Lorenzo. "¿Invencible Stoner aquí?, bueno, invencible no hay nadie, pero es evidente que él sabe mejor que nadie como sacarle el mejor partido a una moto en este trazado, pero se lo vamos a poner difícil, seguro", indicó Dani Pedrosa, que pelea por el tercer puesto del Mundial junto a su aún compañero de equipo, el italiano Andrea Dovizioso, que ya ha anunciado que el próximo año correrá con una Yamaha.

Ni que decir tiene que Márquez no piensa cambiar de estrategia: el viernes preparará su moto para la carrera, el sábado seguirá por ese mismo camino aunque tratará de conseguir un tiempo en la tanda clasificatoria que le permita salir en primer fila y el domingo buscará una nueva victoria. "Ser líderes, aunque solo sea con un punto más que Bradl, nos demuestra que la línea que hemos seguido hasta llegar aquí, hasta alcanzar ese privilegiado puesto, es la buena, así que no vamos a cambiar nada de nuestra preparación ni estilo de pilotaje", indicó el joven de Cervera. Eso sí, Márquez confirmó que "las tres pistas que quedan, Australia, Malasia y Valencia me gustan y se adaptan muy bien a mi pilotaje". Márquez tiene un problema en este gran premio, pero no parece preocuparle mucho. Su telemétrico se lesionó en Japón y no ha podido acompañarle en Australia. "Tenemos otro, muy bueno también y que tiene ya toda la información que necesita, no creo que sea un problema para nosotros", indicó el pupilo de Emilio Alzamora.

De Terol poco más que decir. Sabe lo que quiere, cómo conseguirlo y nadie duda de que será el último campeón del mundo de esta cilindrada, que desaparecerá el año que viene para dejar sitio a la nueva categoría de Moto3, con motores de 250cc. "Sé que Zarco, que viene de ganar su primer gran premio, estará con la moral por las nubes, pero yo no debo precipitarme y salir a ganar, si puedo o a puntuar. Ahora sí que he de empezar a pensar en el título aunque, insisto, si la victoria se me ponea tiro no voy a despreciarla".