+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PORTIMAO DECIDE CERRAR SU GP

El triplete que cierra el Mundial será sin público

Valencia y Portimao querían público pero, al final, ninguno de los dos grandes premios tendrán espectadores, dada la situación de la pandemia La organización del Mundial, que estudió convertir el 'paddock' en una burbuja permanente hasta el final, ha desistido de poner en practica esa fórmula

 

El circuito de Portimao tampoco tendrá espectadores en su GP, a finales de noviembre. - AFP

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
02/11/2020

El Mundial de motociclismo, que tiene a varios pilotos, en sus tres categorías, peleando por conquistar el título mundial de Moto3, Moto2 y MotoGP, afronta, esta misma semana, en Cheste (Valencia), los tres últimos grandes premios: Europa (Cheste, 8 de noviembre), Valencia (Cheste, 12 de noviembre) y Portimao (Portugal, 22 de noviembre). Y lo hará, pese a las previsiones que se habían hecho hace ya algunos meses, sin público. Tanto la compañía Dorna, organizadora del certamen, como los promotores del GP de Valencia, el segundo que se correrá en el circuito Ricardo Tormo, la semana que viene, como la organización del evento portugués, habían previsto contar con miles de espectadores. Pero, finalmente, dado el rebrote del coronavirus, tanto Valencia como Portimao han desistido.

Tampoco habrá burbuja

Es más, la organización portuguesa, que cuenta, por vez primera, con un GP mundalista en su precioso y original circuito, elogiado por todos los pilotos que han ido a probar allí, había pensado colocar en sus tribunas a cerca de 30.000 espectadores, pero, desde ayer mismo, ha empezado a devolver el importe de las entradas ya vendidas, debido a que ve imposible contar con su presencia.

Otro detalle que tampoco se ha podido poner en practica fue la idea manejada, hace ya algunos días, por los organizadores del campeonato de confinar a todo el 'paddock' en una burbuja a lo largo de estas tres útimas carreras. Para ello, los pilotos y sus equipos debían comprometerse a no regresar a sus casas y vivir, o en los hoteles de alrededor de los circuitos o en sus camiones viviendas. La medida, que fue sondeada por Dorna discretamente, no ha terminado implantándose.