+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Primeras apreciaciones e investigaciones

La mujer hallada muerta en su domicilio no presentaba síntomas de violencia

 

Efectivos de la policía en la puerta de la casa - JERO MORALES

EUROPA PRESS 09/08/2007

El Cuerpo Nacional de Policía informó que de no se han encontrado signos de violencia en el caso de la mujer hallada muerta esta mañana en su domicilio de Mérida.

La Policía Nacional explicó que "las primeras apreciaciones e investigaciones unidas a la ausencia de cualquier signo de violencia hacen pensar en una muerte natural, a expensas de las pruebas e informes que se lleven a cabo por el médico forense".

Añade la Policía que se siguen realizando por parte de la Comisaría de Mérida gestiones tendentes a la localización de algún familiar, ya que la finada procedía de una localidad de la provincia de Salamanca.

Según los datos de Europa Press, en la mañana de hoy a las 10.15 horas se recibió en la Sala del 091 de la Comisaría de Mérida una llamada telefónica de un particular quien indicó que a una señora mayor que reside en el número 7 de la Calle Vetones "no se le veía desde hace dos o tres día y que del interior de la vivienda salía un fuerte olor".

Efectivos de la Policía Nacional se personaron en el lugar y corroboraron la existencia del mal olor, a la vez que hacían gestiones para intentar localizar algún familiar que les permitiera acceder al interior.

Prosigue el comunicado policial señalando que "ante la imposibilidad de localización" de familiares se optó por penetrar en la vivienda a través de una ventana posterior.

Tras introducirse en el domicilio, los agentes comprobaron como en el salón del inmueble y junto a una mesa de camilla yacía en estado de descomposición el cuerpo de una mujer de edad avanzada, a la que posteriormente se identificó como la moradora del domicilio.

Personados posteriormente en el lugar funcionarios de Policía Judicial y Policía Científica realizaron la correspondiente Inspección Ocular Técnico-Policial, en unión de la Comisión Judicial, quien ordenó el levantamiento del cadáver y traslado al Depósito Municipal de Mérida.