+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

QUESERA EN SANTA MARTA DE LOS BARROS

Alba Santiago Madera: «Ha costado mucho trabajo llegar a donde estamos»

 

La quesera de Santa Marta de los Barros, Alba Santiago. -

10/03/2019

– Tiene 29 años y empresa propia, Quesería Santiago Madera, que lleva sus apellidos y ya ha cumplido una década funcionando como negocio. Usted es autónoma desde los 18. Una de las pocas mujeres que emprenden en Extremadura...

– Una de las que me he quedado en mi tierra, me gusta mucho a lo que me dedico. Estoy orgullosa. Además contamos con una buena materia prima y hay que saber aprovecharla.

– ¿Es compleja la vida empresarial?

– Te ponen muchos baches, sobre todo temas burocráticos y de papeleo, eso es lo más complicado. Luego, una vez que tienes el producto, al principio es difícil hasta que logras hacerte con tu propia clientela, hasta que logras un hueco en el mercado, después ya es más fácil y empiezas a sentirte satisfecha. Ayuda, por ejemplo, acudir a las ferias de alimentos que se van celebrando todos los años, eso te da visibilidad.

– ¿Es común que en el sector quesero haya mujeres empresarias?

– Por lo que yo veo, hay más queseros que queseras. Cuando voy a las ferias, por ejemplo la de Trujillo, que es muy importante a nivel regional, allí la mayoría son queseros, aunque también es cierto que cada vez va habiendo más mujeres que se están animando a emprender y a convertirse en empresarias.

– Usted ha seguido con el negocio familiar, ¿no?

– Sí, mi padre es el que tiene las cabras, yo antes también he tenido cabras durante dos años, luego ya decidimos montar la quesería para darle un valor añadido a la leche. Queríamos seguir tirando hacia adelante y tener una mejor calidad de vida, como es lógico.

– ¿Es de esas personas que puede decir que es feliz en su trabajo?

– Muy feliz. A mí me gusta mucho lo que hago, yo es que aquí, en la quesería, estoy encantada.

– Decía antes que hay más presencia de hombres en este negocio, de manera que sigue siendo un sector masculinizado, aunque cada vez menos. ¿Se ha encontrado con alguna barrera por ser mujer?

– No tengo esa experiencia, nunca me he sentido que me trataran peor o que me pusieran más trabas por ser mujer. He sido siempre una más, sin distinción.

– ¿En su quesería son todas mujeres?

– Todas mujeres menos mi padre, pero es que mi padre no es una persona machista ni mucho menos, es precisamente todo lo contrario, y eso me lo ha inculcado a mí. Además él me ayuda en todo momento, siempre está ahí.

– ¿Cree que la mujer tiene el sitio que se merece?

– La vida ha cambiado mucho, ya no es como antes. Ha costado mucho trabajo llegar a donde estamos, pero yo creo que tenemos nuestro sitio, aunque eso no significa que podamos seguir avanzando.

– Porque conocerá casos de otras mujeres que sí se han topado con muros.

– Cuando me muevo por ferias o eventos de mujeres artesanas, pues hablamos entre nosotras y nos contamos experiencias. Y es cierto que algunas explican que han tenido muchos problemas porque las miraban mal, o porque a la hora de pedir una ayuda las ignoraban, pero a mí no me ha pasado nunca. Es cierto que siempre te puedes encontrar con gente más cerrada de mente, pero eso ocurre en todos lados, en cualquier momento de la vida.