+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SECRETARIA GENERAL DE UGT EXTREMADURA

Patrocinio Sánchez Escobar: «Nunca me he sentido inferior a nadie por ser mujer»

 

La sindicalista extremeña Patrocinio Sánchez. -

10/03/2019

– Primera mujer al mando de UGT Extremadura. Rompió una barrera. ¿Se ha sentido cuestionada en su puesto en algún momento?

– No. Absolutamente para nada. Me he sentido muy cómoda desde el primer día, y muy respetada. Mi opinión siempre ha valido lo mismo que la de otros compañeros. Puedo decirlo con toda seguridad.

– ¿Y también puede afirmar que ha sentido esa misma comodidad a lo largo de su trayectoria dentro del sindicato?

– Siempre. Hace unos 26 años que entré en este sindicato, recuerdo que estaba embarazada de mi hija. En aquel entonces, en el tema del igualdad no habíamos avanzado tanto, eso es cierto, pero con los compañeros y las compañeras que me rodeaban nunca tuve esa sensación de que por ser una mujer mi opinión no era suficientemente reconocida. También es verdad que hace más de 20 años el papel de la mujer no era tan predominante como lo es ahora. Y debo destacar que, obviamente, hay empresas y otro tipo de trabajos donde la voz femenina se ha cuestionado más. Pero yo en UGT nunca he tenido la vivencia de que a mí se me trataba peor. Nunca me he sentido inferior a nadie. Y yo empecé desde abajo, siendo una afiliada más con responsabilidad como parte de un comité de empresa. Lógicamente siempre te encuentras con algún compañero con actitud y comentarios machistas, al igual que ocurre en la propia vida.

– Porque siempre hay alguien que ataca por ahí...

– Claro. Hay veces que solo por ser mujer tenemos que demostrar el doble que los hombres. Machistas hay en todos sitios, nos queda mucho por avanzar todavía.

– ¿Cuál es el muro más difícil de derribar que tienen las mujeres por delante?

– Tenemos retos muy importantes: por un lado, que se nos vea igual que a los hombres, que tengamos la misma visibilidad y el mismo poder, que nuestros logros tengan la misma repercusión; y, por otro lado, hay que insistir en la lucha contra la violencia de género, porque no podemos consentir que siga habiendo asesinatos cada dos por tres, porque nuestra sociedad no puede tolerar los crímenes machistas. Y para combatir ese lacra hay que ir a la base, a la educación, a los colegios, con contenidos transversales que eduquen en igualdad. Es la única manera de cambiar la sociedad.

– ¿Y en el ámbito laboral?

– Hay que acabar con la brecha de género, que sigue muy presente, con la precariedad laboral que sufren las mujeres, porque son las más afectadas por los trabajos temporales y parciales. Porque trabajan cotizando solo a media jornada no porque ellas lo elijan. Y eso se verá reflejado en las pensiones, y entonces volverá a haber desigualdad.