+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PRESIDENTA DE ATA EXTREMADURA / ABOGADA

Raquel de Prado Narciso: «La conciliación está focalizada solo en la mujer»

 

Raquel de Prado en su despacho de ATA Extremadura. -

10/03/2019

– Desde 2012 es la presidenta de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) de Extremadura. ¿Qué porcentaje representan las mujeres en este ámbito laboral?

– Es un porcentaje menor que el de hombres, actualmente en torno al 32% son mujeres autónomas.

– Pero es una voz femenina la que hace de portavoz del colectivo. ¿Qué supone?

– Realmente en mi cargo como presidenta yo no he tenido sensación de incomodidad por ser una mujer en un mundo mayoritario de hombres. Es verdad que aquí en Extremadura todos los cargos de asociaciones a nivel empresarial siempre han tenido rostros masculinos, pero no ha supuesto para mí un hándicap. También debo decir que mi precesora fue mujer, de manera que ya abrió camino. Además, en la junta directiva de ATA hay, igualmente, dos mujeres.

– Si bien el porcentaje de autónomas es menor, es cierto que se ha incrementado de manera llamativa en los últimos años. ¿A qué se debe esta subida?

– En Extremadura, y ocurre lo mismo a nivel nacional, el emprendimiento femenino ha sido el que ha incrementado las cuotas de trabajo autónomo. Porcentualmente han crecido muchísimo más que los hombres. ¿Por qué? Porque se ha convertido en la fórmula de acceso para ellas al mercado laboral, sobre todo en el sector servicios, destacando principalmente el comercio, y también en actividades sanitarias y de cuidado a dependientes.

– Uno de los principales obstáculos de la mujer que emprende es la maternidad en el caso de que decida tener hijos, ¿por qué no funciona la conciliación?

– Yo creo que uno de los principales motivos es porque se sigue focalizando solamente en la mujer, como si ella fuera la única que tiene la responsabilidad. Cuando la conciliación debe aplicarse a las dos personas de la pareja, o que sea algo que también asuma el Estado si no hay pareja. Pero, ¿qué ocurre? Que, al final, es la mujer quien deja de trabajar para dedicarse a los hijos, es ella la que renuncia, siempre se le da más importancia al trabajo del hombre. Porque el techo de cristal no afecta solo a los cargos directivos, sino que empieza desde abajo, desde el momento en que es la mujer la que deja a un lado su vida laboral.

– ¿Y por qué la conciliación se focaliza solo en la mujer?

– Los datos están ahí y lo evidencian. La mujer, en general, es la que sigue teniendo el papel de cuidadora. Hay algunos varones que todavía ven como un agravio que sean ellos los que concilien para asumir responsabilidades con los hijos. Es una barrera que hay que derribar, y la única manera es a través de la educación, para que exista, de verdad, ese cambio de roles. H