+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Es decir

El adiós de Carmena

 

Daniel Salgado Daniel Salgado
25/06/2019

Un poco trágica la despedida de Manuela Carmena: «Yo ya no soy nadie», dijo al renunciar a su acta de concejal en la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno municipal de Madrid, formado por el Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Es cierto que Más Madrid, el grupo liderado por ella, ganó las elecciones el 26 de mayo. En concreto, obtuvo 19 concejales, frente a los 15 del Partido Popular, los 11 de Ciudadanos y los 4 de Vox. Pero la aritmética es la aritmética y, aun contando con los 8 concejales del PSOE (en el supuesto de que pudiera contar con ellos, que parece que sí), Carmena no habría sumado lo suficiente para revalidar la alcaldía.

Sin embargo, lo intentó. Tres días después de las elecciones, es decir, después de admitir -la misma noche electoral- que su partido no iba a poder gobernar y que ella no iba a intentar seguir siendo alcaldesa, Carmena se desdijo de lo dicho y anunció que lo intentaría. Difícil, ya que sus 19 concejales más los 8 del PSOE sumaban 27, mientras que los 15 concejales del Partido Popular más los 11 de Ciudadanos más los 4 de Vox reunían 30. Así pues, ¿cómo pensaba intentarlo? La solución solo podía pasar por negociar la abstención de Ciudadanos, pero Ciudadanos parece preferir cuotas de poder -un apoyo aquí, otro apoyo allá, sea al partido que sea- antes que gobernar. La ambición, en fin, que o gobierna en solitario o no gobierna.

El caso es que Carmena lo intentó, debía intentarlo, no solo por haber ganado las elecciones sino por debérselo a sus votantes. Un asunto moral. Lo de menos es que fracasara. Lo que importa es que Carmena, considerada «alcaldesa del cambio», jamás habló de «la casta» ni se propuso acabar con ella, por supuesto. Importa su decisión de prescindir de coche oficial a cambio de viajar en transporte público. Importa que haya sido una rebelde que en ningún momento despreció el orden constitucional. E importa, sobre todo, su independencia, tanto por la negativa a formar parte de Podemos como por el coraje de enfrentarse sola al resto de partidos. ¿Trágica la despedida de Carmena? Más trágico es que ya no pueda llamársela alcaldesa.

 
 
2 Comentarios
02

Por vistacorta 10:53 - 25.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La Sra. Carmena, siempre será una ex-alcaldesa de Madrid, y como todo político con luces y sombras en sus quehaceres, pero muy coherente en sus formas de proceder y cada cual la recordara según sus.................

01

Por Tosapla 10:00 - 25.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En cambio a mi me parece mucho mas trágico, la que ha quedado en Madrid. Para mi lo mas importante en esta vida, y sobre todo en politica es conocer el alcance de sus limitaciones y ahí es donde falló de plano. Ah, y que queda claro, que fué alcaldesa, a pesar de no haber ganado las elecciones. Y de su espiritu de servicio a los demás, ha quedado meridianamente claro, "..o alcaldesa, o nada.."