+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Carta al director

El aislamiento de Garrovillas

 

Leandro Monroy Blázquez

Garrovillas de Alconétar (Cáceres)
11/03/2019

Siempre que se han modificado los trazados de las vías de comunicación que conducen a Garrovillas de Alconétar lo han hecho alejándose cada vez más, aislando, por tanto, la histórica villa.

La penúltima tropelía se cometió con la construcción de la A-66, a la que los garrovillanos accedemos por una vía tercermundista, a través de la carretera que une la N-630 con Hinojal.

Al salir de la autovía no hay un simple cartel que indique el camino a Garrovillas de Alconétar, de tal manera que los viajeros que vienen del norte llegan, despistados, a Casar de Cáceres y luego han de tomar la N-630 y los que vienen del sur se van hasta Cañaveral para coger después la misma carretera.

El último agravio se ha producido cuando el Ministerio de Fomento ha anunciado los quince destinos turísticos extremeños que serán señalizados en las carreteras propiedad del Estado. Garrovillas de Alconétar, por supuesto, no está entre ellos y eso que patrimonio histórico-artístico no le falta para ser merecedora de esa señalización que, dicho sea de paso, hubiera contribuido a paliar su aislamiento.

Creemos que nuestra corporación municipal ha luchado denodadamente por subsanar esta situación; pero, visto lo visto, sería bueno que ahora que estamos en vísperas de elecciones municipales, todos nuestros concejales, de común acuerdo, puesto que todos dicen trabajar por el bien del pueblo, promovieran algunas acciones tendentes a solucionar este problema.

Y puestos a dar alguna idea, pienso que se podría cortar la A-66, a la altura del cruce de Hinojal y desviar el tráfico por la N-630 para que todo el mundo sean consciente de lo que tenemos.

Buscar tiempo en otra localidad