+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La política exterior de la Comisión Europea

Balance negativo en Oriente Próximo

 

ANWAR Zibaoui
23/07/2019

Ahora que se va a constituir una nueva Comisión Europea es hora de hacer balance de la actuación exterior y especialmente en Oriente Medio. La política exterior de Donald Trump aumenta las dificultades y las crisis en el mundo. Ante esta realidad, la UE debe tomar medidas para alcanzar soluciones a los conflictos en Oriente Próximo. Porque se ha demostrado que impactan en Europa, como con el auge de los movimientos extremistas.

Las relaciones internacionales se están volviendo caóticas e impredecibles y en Oriente Próximo hay muchos ejemplos. Palestina ve su territorio reducido cada año. Siria está dividida en varias facciones. Líbano aparentemente se ha rendido a su destino. Libia ha entrado en una nueva fase de guerra civil. Argelia y Sudán están pendientes de la revuelta de su pueblo. Irak aún sangra, mientras Jordania se mantiene difícilmente a flote. Y el rescate del acuerdo nuclear con Irán se va derrumbando y Turquía navegando entre Rusia y EEUU.

Mientras tanto, Europa está debilitada, y es incapaz de llenar el vacío dejado por EEUU. Agotada por sus divisiones internas y las crisis, de los refugiados o de identidades. La estabilidad y la seguridad están amenazadas por comportamientos y políticas mal planeadas que generan más desigualdades y peligrosos desafíos.

En Oriente Próximo, Putin es el mayor beneficiario de la debilidad europea, posiblemente, con la complicidad del amigo americano Trump. Y en el plano económico, China se consolida como el primer socio comercial de Oriente Próximo y África en detrimento de la UE, que es el segundo socio económico.

Europa debe ayudar a sus vecinos a lograr el desarrollo necesario para reducir las disparidades económicas y sociales. Pero es preciso iniciar proyectos para movilizar las inversiones y las personas y establecer equilibrios que respondan a las preocupaciones comunes de seguridad, económicas y sociales.

Configurar futuras alianzas para crear un entorno que favorezca la convivencia y la cooperación entre las dos regiones. Esta acción permitiría la integración de las generaciones emergentes y el arraigo de los valores de tolerancia y aceptación del otro, más allá de los estereotipos, lejos de cualquier forma de exclusión que engendre una lógica de confrontación .

Es posible construir una relación sana con un enfoque global e integrado y una responsabilidad compartida entre ambas regiones, alejada de prejuicios, con una gestión común de los problemas, la inmigración, el terrorismo, el cambio climático, y la democracia. Hay opciones y recursos, la tarea es difícil, pero existen estructuras como el Diálogo 5 + 5 o la Unión por el Mediterráneo o la UMA que se pueden dinamizar para asentar la cooperación euro-árabe.

El equilibrio geopolítico global está cambiando, y Europa debe forjar su propia visión estratégica sobre el nuevo orden global, una visión unificada hacia EEUU y China y hacia sus vecinos en Oriente Próximo. El futuro será de todos, o no será.

* Experto en economía y relaciones internacionales

 
 
1 Comentario
01

Por juan de la vera 11:35 - 23.07.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Favorecer la tolerancia y la aceptación del otro.....¿Con los métodos de "tolerancia" de Hezbolla, por ejemplo? No. Gracias