+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La mirilla

La buena educación

 

Marian Rosado Marian Rosado
31/03/2019

Ahora que los colegios de mi localidad están haciendo jornadas de puertas abiertas y veo a mi hermana debatirse entre una u otra opción para mi sobrina, rememoro qué tan importante fueron la escuela, los maestros y profesores. Más que importantes, claves, fundamentales.

Esta semana se daba a conocer que el fracaso escolar ha subido por primera vez en una década. Uno de cada cuatro jóvenes en el país no terminan la Educación Secundaria Obligatoria. Y Extremadura está entre las regiones donde el abandono escolar aumenta.

Quién sabe si estas cifras sean el producto de la falta de inversión en Educación. A menos recursos, más precariedad.

Marca la diferencia que en una clase haya 18 alumnos, en lugar de 25. Marcan la diferencia unas buenas instalaciones. Marca la diferencia tener a un profesorado satisfecho y motivado.

Los años pasan y aquellos tiempos escolares se van difuminando en la memoria.

Dicen que la educación se recibe en casa. Pero se aprende en la escuela. Y las dos acciones van intrínsecamente unidas. La educación guía, la enseñanza forma.

Ahora que las pizarras y tizas, los lápices y cuadernos, van progresivamente siendo sustituidos por las tabletas y pantallas, cabe recordar lo importante de fomentar la curiosidad, la capacidad crítica y las potencialidades del alumno.

Cabe recordar que en este país la Educación es aún un arma arrojadiza entre partidos. Que la escuela pública sigue perdiendo recursos. Que la formación es el único modo para que una sociedad avance.

Pero no veo la Educación como un tema central de la campaña. El juego de banderas del conflicto territorial, la decisión sobre el cuerpo de las mujeres y el derecho al aborto y hasta la idea de que los ciudadanos puedan portar armas se llevan los minutos en debates y mítines.

Qué hay de nuestras aulas. De preguntar a los docentes. De convertir la Educación en el asunto de Estado que es.

Ojalá el próximo Gobierno ponga el tema en un lugar prioritario de su agenda. Más allá de si debe ser una competencia central o autonómica. Qué hay que mejorar. Qué se debe aprovechar. Esa sería la buena educación.