+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Buscando respuestas

 

FLORIAN Recio
25/05/2013

TNtadie sabe a qué ha venido a este mundo. Un misterio. Un terrible misterio que vuelve locos a los hombres. Hay quien piensa que lo que importa es follar como descosidos, acumular poder, casas, coches de lujo, leer tu nombre en las páginas salmón de los periódicos. Otros, menos ambiciosos pero no menos arrogantes, aseguran que el truco está en llevar una vida sin altibajos, criar hijos, pagar impuestos y votar de vez en cuando, si es que eres de los que viven en un país donde esto es posible. Pero sospecho que nadie en sus cabales puede asegurar qué sentido tiene su paso por el mundo.

Admitir este desvalimiento fue el acto de inteligencia más alto al que llegaron los antiguos. Saber que no sabes nada. No es poco. Lo malo son los tiempos en que no hay lugar para la duda. Los tiempos de certezas absolutas. Tiempos de crisis, de ignorancia suma, tan oscuros que los hombres buscan el amparo de los dogmas como si fueran focos de luz. A mí siempre me asustaron los que no dudan, los que están tan convencidos de su alto destino que son capaces de salir a la calle cuchillo en mano y cortarle el pescuezo al primero que les sale al paso con tal de demostrar que Dios no solo existe sino que además es grande y está de su parte.

Las ciencias, la poesía, la música, las artes en cada una de sus ramas nunca fueron certeza de nada, pero han sido el bastón del que, mal que bien, nos hemos servido para avanzar por este mundo tan sembrado de baches y nebulosas. Son nuestros lazarillos y nuestros fareros. Los gobiernos no deberían sino allanarles el camino, ponerse a su disposición. En vez de eso, se les acosa, se les machaca a impuestos, se les ningunea. Y se premia a la religión. A la macroeconomía. A las respuestas absolutas. Y todavía dicen que nos representan.

 
 
3 Comentarios
03

Por Círculo Viriato 19:57 - 25.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La economía del bien común busca la realización de las personas en una escala de valores éticos, sociales, políticos y económicos para que puedan avanzar en la libertad y la felicidad. Es decir, introducir una gran transformación para recuperar el humanismo como guía de las reflexiones y principios en el proceso de humanización. La riqueza como idealidad de la felicidad es un mito del capitalismo que se está deshaciendo como un azucarillo en el café.

02

Por Noriega 9:47 - 25.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es curioso cómo el autor de este artículo se mete con la "religión" (genéricamente, y hacer espo en España es hablar de religión católica) pero no dice que los asesinos degolladores del joven soldado en Londres eran de religión musulmana! Menos manipulación, majo, al pan, pan y al vino, vino.

01

Por Tosapla 9:15 - 25.05.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Y Vd. que hizo y que decía en el periodo 1982-1996?. ¿Y en de 2004-2012?. Venga ya. Reconozcamos el rotundo fracaso del socialismo, también en España, y dejemosnos de gaitas. Porque si mala fue la era del felipismo, la del zapaterismo ha sido de tal calibre que, veremos a ver cuantas generaciones van a tardar en poner a España, como él la cogió.