+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La curiosa impertinente

Cáceres y los perros

 

Desde que tengo memoria de mí, me han gustado los animales pero costó mucho que nuestros padres nos dejaran tener perro en aquella casa que hoy no será para tanto pero recuerdo de inmenso pasillo por el que trotaba aterrada cada vez que mi madre me mandaba a un recado del salón a su dormitorio, al final del oscuro corredor.

El primero fue un caniche negro y loco que tenía que ser enano y llegó a casi grande. El segundo un fox terrier listísimo de orejas tiesas y carácter indomable. Y el último un pastor alemán de carácter marcial al que tuvimos que regalar.

Luego he tenido otros tres compañeros de la familia, alguno más listo que otro, cada cual con su idiosincrasia, su fidelidad inquebrantable, su espíritu mendicante y sus diabluras. Se me han muerto dos y lo he sentido como solo lo saben aquellos que han tenido perro y se les ha muerto. Detesto el maltrato animal, como cualquier persona civilizada aunque no considero que nadie esté obligado a amar a las bestias ni sea un signo de altura moral poseer una mascota. Además, cada vez tengo más claro que no todo el mundo puede hacerlo. Harta estoy de ver como en este Cáceres nuestro, de obras sin acabar, aceras levantadas, comercios en crisis y escaparates desnudos de tiendas que cerraron de golpe y se dejaron toda sus vergüenzas al aire, abundan las conductas incívicas, a menudo con mascotas. Y no me refiero solo a los dueños que sacan a sus animalitos a pasear y dejan de regalo a los demás paseantes sus cacas, sino a los que desconocen que los perros son perros y no niños; y que deben ir atados, como mandan las ordenanzas.

Un perro suelto es un riesgo, ya sea en Cánovas como en el parque, pero muchos de sus dueños, lejos de reconocerlo, obligan a los demás al susto cotidiano. Me parece una necesidad que el ayuntamiento habilite más zonas para poder dejar campar a las mascotas, sí, aunque comprendo que hay otras prioridades. Pero para que esas zonas tuvieran efectividad, habría que educar antes a los dueños. Y mientras para muchos, ya es tarde, otros no quieren ser educados.

 
 
1 Comentario
01

Por vistacorta 8:00 - 27.02.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No soy un defensor a ultranza de los animales, pero si creo que todos los animales deben de ser bien tratados, y creo que un perro ó otro cualquier animal dentro de un piso desea mucho en estar bien tratado.