+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

 

13/01/2019

DESORBITANTES CIFRAS
¡Cómo está el mercado de fichajes!
Enrique Stuyck Romá // Abogado, periodista y empresario


Trescientos cincuenta millones son muchos millones y si el Madrid, o cualquier otro equipo de fútbol, los pagara por el fichaje del jugador del Tottenham, Harry Kane, estarían encareciendo el mercado de traspasos desorbitadamente.
Porque, si parecieron en su día exageradas las compras de Cristiano o de Bale, por los que el Madrid pagó, respectivamente 94 millones, en 2009, al Manchester United y 100 millones de Euros al Tottenham, en 2013, todavía resultó más extravagante el precio pagado por el PSG al Barcelona, en 2017, a cambio de la cesión de Neymar, que se fijó en 222 millones, y que se convirtió, de largo, en el fichaje más caro de la historia del fútbol.
El precio pagado por Neymar había situado tan alto el listón de los traspasos, que ya no impresionaron tanto los de Coutinho y de Mbappé, por los que se pagaron, respectivamente, ambos en 2018, 160 millones el Barcelona al Liverpool y 133 millones el PSG al Mónaco.
Pero por muy exagerada o extravagante que nos parezca hoy el precio que le ha puesto el Tottenham a Kane, si hay algún club que lo pueda pagar se realizará el traspaso, y marcará un nuevo récord, superando en 128 millones lo que se pagó por Neymar. Y esos clubes no pueden ser otros que el Real Madrid, el PSG, el Manchester United, el Bayern de Munich o el Inter de Milán, aunque quien más lo necesita, es, sin duda, el Real Madrid, que suponemos estará ya planteándose la posibilidad de hacerse con sus servicios, haciendo algunos traspasos y regateándole al Tottenham algunos milloncejos, para que le salgan las cuentas y disponer de un goleador, que lo necesita como el comer, desde la marcha de Cristiano a La Juventus.

ACLARACIÓN VECINAL
Carril en la ronda sureste
Ángel Rubio Ruiz // Cáceres

Lamentablemente, el titular del artículo publicado el día 9 sobre las peticiones vecinales en relación a la ronda sureste nos puede haber confundido a todos. En un principio se tituló ‘Los vecinos exigen que la ronda sureste tengan menos carriles’, lo que es una barbaridad. Los vecinos estamos de acuerdo en que la ronda tenga dos carriles de ida y dos de vuelta. Quede claro. El título actual: ‘Los vecinos exigen que la ronda sureste tenga menos carriles en el cruce con la Hispanidad’ vuelve a ser equivocado de nuevo. No queremos que tenga la ronda sureste menos de dos carriles de ida y dos de vuelta en ningún momento ni tramo. ¿Entonces qué queremos? Simplemente que la conexión desde Ronda de San Francisco hasta la ronda sureste de un carril de ida y otro de vuelta. Es muy simple. La ronda sureste debe tener en todo momento cuatro carriles. Recuerdo que la conexión de R-66 con ronda norte es de un solo carril de ida y otro de vuelta. Siento que titulares tan inapropiados hayan llevado a una discusión interminable. Y, por aclarar, no soy ecologista. Al menos no militante. Soy simplemente un peatón que vive en ciudades donde el 85% del viario está dedicado a los vehículos y solo un 15% a las personas.