+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

 

28/01/2019

trágico final

Elegía a Julen

Adrián Cordero Cid // Cáceres

Quién dijo, pequeña criatura que el ruiseñor tuviera que ser pájaro, que las alas tuvieran que ser de aves. Miraste el pozo, como quien encuentra un tesoro, miraste el vacío de la melancolía, el vacío buscando a tu padre; para protegerle, mientras el sol te lanzaba el alba y te hacía ángel;y ahora todos, todos, te lloramos llenando el pozo de tu corazón, hacemos lágrimas la sequedad del hoyo, porque, quién dijo, pequeña criatura, ¡nosotros! que eres el sol que hoy nos alumbra.

DEPORTES

Si no fuera por las rodillas

Enrique Stuyck Romá // Madrid

Si no fuera por las rodillas, a Carolina Marín y a Rafael Nadal, hoy por hoy, no habría quien les ganara. A pesar de la derrota de Rafa en el Open de Australia ante Novak Djokovic, y de la retirada, por lesión en la rodilla, de Carolina en el Masters 1000 de Indonesia, cuando iba ganando por 10-4 en el primer set, no debemos sentirnos tristes por ello, si no todo lo contrario. Ambos han llegado a la final en sus respectivos torneos, lo que no significa una derrota si no un triunfo más en sus carreras. Por ello ahora tenemos que animarles más que nunca para que continúen en la lucha por la excelencia y en la batalla por lograr todos los posibles récords en sus respectivos deportes, que el tenista tiene bastante a mano si logra vencer. con toda probabilidad, en Roland Garros, lo que significaría tener ya 18 Grand Slams, a dos de la marca de Roger Federer, y con varios años por delante para superarle. Y en el caso de Carolina, que con solo 25 años, ha sido ya Campeona Olímpica, tres veces Campeona del Mundo y cuatro veces Campeona de Europa, por lo que batirá, sin duda, todos los posibles récords.

Si las rodillas les respetan, todavía podemos ver a Rafa ganando torneo tras torneo durante varios años más y a Carolina Marín en la cúspide mundial del bádminton y superando también todos los récords. Todo un lujo de deportistas españoles de los que nos enorgullece presumir.