+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

 

04/03/2019

Elecciones

Carnaval político

Juan Fernando Ramón Sánchez // Torremayor (Badajoz)

En estos días el carnaval lo inunda todo con su maquillaje, brillantina, alegoría, comparsas, premios, máscaras y disfraces. Un mundo donde todo y nada es posible a la vez, donde hay licencia para la diversión sin freno hasta llegado el denostado miércoles de ceniza que nos devolverá a la contundente realidad y tras llorar, fingidamente eso sí, a la sardina volverá el pobre a su pobreza, el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas, la fiesta habrá terminado como tan bien cantaba Serrat. Para entonces otro carnaval nos acechará, el carnaval político con sus disfraces, máscaras, comparsas, alegorías, brillantina y maquillaje. Un mundo televisado donde todo será posible, los impuestos bajarán, los sueldos subirán, el paro desaparecerá, las ayudas sociales llegarán a todo el mundo, todos y todas tendremos derecho a todo, habrá barra libre. Cada intervención política estará mediada por su repercusión electoral y con ideas bien maquilladas y tras cómodas máscaras con su canto de sirenas nos seducirán a no ser que nos atemos al mástil, de los hechos, como hizo el valeroso Odiseo o nos untemos los oídos de cera como hicieron sus marineros. Seremos testigos de cómo cada candidato arrima el ascua a su sardina pero tarde o temprano ese entierro de la sardina llamado Europa nos vetará las cuentas y nos hará caer de bruces en la triste realidad. La deuda per carpita en España está aproximadamente en unos 25.518 euros por habitante y en el ránking mundial de deuda pública estamos entre los países con más deuda pública del mundo. A ver cómo hacemos antes de colapsar.

Campaña electoral

Política pueril

Miguel Fernández-Palacios Gordon  // Madrid

Contemplar como dos formaciones políticas que aspiran a gobernar España, Cs y PP, sostienen que Pedro Sánchez ganó la moción de censura con los votos independentistas, le hace a uno avergonzarse del paupérrimo argumentario político de dichos partidos, solo basado en una manipulación ingenua; lo que hoy gusta llamar fake news. Por la misma regla de tres y aplicando tan peregrino razonamiento, se puede decir que la derecha pactó con los independentistas tumbar los presupuestos sociales de la izquierda. Por favor, para que se les entienda, en lugar de retorcer la realidad e inventar mentiras que agreden al intelecto de la ciudadanía, y si de verdad tienen fe en su programa electoral y consideran que es útil para el porvenir de la sociedad y la nación, comuniquen nítidamente qué políticas sociales, económicas y públicas llevarán a cabo si llegan al poder. O ¿para postularse en las urnas es la falta de honestidad lo que les hace escudarse en el engaño?