+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

 

18/10/2019

REFLEXIONES

Un mundo insatisfecho

Pepe Extremadura

Cantautor. Cáceres

No es mi propósito sentar cátedra con tal afirmación. Sin embargo, intentaré explicar el motivo por el cual he llegado a dicha conclusión. En primer lugar, creo que los políticos hacen promesas incumplibles, principalmente porque no están satisfechos, y por la misma razón hacen revoluciones los oprimidos y los desheredados. Y las monjas se retiran a orar para convertirnos y los niños comen pure, pensando que si pasan el mal trago, les puede caer como premio un helado de chocolate, un Chupa Chups, o un huevo Kinder.

Pero dejemos a un lado tan altas metas y aspiraciones. No gustarse a sí mismo y creer que el paraíso está lejos, en Hawai o en Suiza, es bueno, contrariamente a lo que propugnan eruditos en la materia.

¿Acaso no sería absurdo, por mi parte, creerme un sex simbol y pensar que Antonio Banderas, Brad Pitt o Pablo Alborán no me llegan a la suela de los zapatos?

Lo normal, lo sano, es que envidie secretamente el éxito de Joaquín Sabina y humildemente siga componiendo canciones de amor, con el oculto deseo de que algún día se decida a cantarme alguna el todopoderoso y exitoso Julito Iglesias.

Defiendo que la insatisfacción no es envidia, ni inseguridad, ni inmadurez. Y reconozco que de siempre he soñado con estar donde no estaba, lo reconozco. Es más, de niño estaba convencido que el bocadillo de mortadela que mi madre le daba a mi hermana Santiaga era más grande que el mío y que la escuela de Calzadilla a donde me hacían acudir de pequeño era un petardo verbenero comparada con la de Coria, a la cual iban los hijos de los señoritos del pueblo.

Por eso ahora, si uno se ha sentado a contemplar sobre las calidas arenas de las islas Hawai, en compañía de una monumental rubia platino, la maravillosa belleza de un atardecer de otoño y ha olido también el azahar de la primavera sevillana, se da cuenta cuando contempla el espejismo del pantano de Borbollón vacío de agua y de gente, que en realidad donde de verdad quisiera estar es cruzando la selva amazónica en la grata compañía del difunto Miguel de la Cuadra Salcedo, si es que en verdad aún existe la selva.

Por el contrario, si uno no ha pisado jamás Hawai como es mi caso, ni ha tenido la oportunidad de gozar nunca de la grata compañía de una monumental rubia platino, como también es mi caso, ni tampoco he saboreado el prodigioso olor que despide el azahar de la capital bética, lo mejor es irse al cine, asi que sin más, hasta otro día, que hoy me espera Megan Denise Fox.

 
 
1 Comentario
01

Por juan de la vera 12:31 - 18.10.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No te preocupes hombre que yo te presto mi yate mi castillo en Italia mi residencia en una isla maravillosa y te invito a un safari por la selva más selvática del planeta, presentándote además las rubias más rubias de Rubistán esculturale y simpaticotas . Además te presto mi chófer mi secretario y una plaza junto a la mía en un edificio que hay a la salida de Plasenica. De nada, hombre, no te frustres por tan poquita cosa