+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

EL PERIODICO EXTREMADURA publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones, con un máximo de 15 líneas, que podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Pedimos

 

26/04/2008

JUSTICIA ANIMAL

Perros en condiciones infrahumanas

M. José Cabanzón

Cáceres

Soy un vecino del residencial Gredos que está harta de ver cómo unos desalmados sin corazón se compran perros para maltratarlos. Tienen a 6 perros en un patio de 18 metros sin lugar donde cobijarse, con los excrementos de estos 6 animales desde hace un mes porque no se molestan en sacarlos. Hicieron un agujero en la malla que cierra el patio y se escaparon, avisamos a la policía y se los llevo a la protectora de animales los multaron y prohibieron que hasta que no habilitasen el patio no podrían estar ahí. Haciendo caso omiso a la policía los perros han vuelto hace 1 mes, imagínese en las condiciones infrahumanas que se encuentran y con el tiempo que hace, mojándose y pasando frío, y como la policía no hace ni caso, ya ni se molestan en bajar cuando avisamos.

FALSA IMAGEN

Enfermedad mental y violencia

Miguel Simón Expósito

Cáceres

Tras leer el artículo publicado el pasado día 22 de abril sobre el suceso ocurrido en la localidad de Santomera y cuyo protagonista era una persona con enfermedad mental, creo que necesario hacer algunas puntualizaciones.

Comparto y entiendo la consternación de la familia y el impacto que provoca este tipo de hechos en la sociedad, pero a raíz del mismo su autor dibuja una imagen de las personas afectadas por una enfermedad mental como violentas y peligrosas, criminalizando la enfermedad y perpetuando una imagen falsa de la misma. Con los datos y evidencias disponibles no es posible sostener hoy estos planteamientos. Sí conecta bien con la sensibilidad y el impacto que acontecimientos como éste producen, pero le hacen un flaco favor a las personas que en nuestra región padecen un trastorno mental grave y a las familias que pelean más por su integración que por su reclusión.

El porcentaje de actos violentos protagonizados por enfermos mentales es claramente minoritario y la relación entre enfermedad mental y violencia no tiene ningún sustento en los datos.

El mayor porcentaje de personas afectadas por trastornos mentales graves puede vivir y trabajar en la comunidad, manteniendo su medicación y con los apoyos necesarios, como en cualquier otra enfermedad crónica.

La reforma de la atención que se produjo en España hace unas décadas iba orientada no a derribar los muros de los psiquiátricos, sino a crear los recursos de rehabilitación y apoyo residencial alternativos a esta reclusión.

No pretendo minimizar el sufrimiento de muchas familias, ocultar la necesidad de incrementar los recursos o transmitir una idea bucólica de estos trastornos, pero insistir en la imagen que transmite el artículo, destacando con tintes de literatura negra estos hechos tiene algunas consecuencias: está demostrado que perjudica de una manera muy directa las posibilidades de llevar una vida normal que tienen personas con enfermedad mental. Personas que hoy mismo están luchando contra su miedo a salir a la calle y llevar una vida más normal. Por desgracia ese sentimiento y el de abandono de sí mismo y de sus posibilidades de recuperación y no el de un irracional instinto asesino, es contra el que diariamente tienen que pelear los pacientes y sus familias.

Psicólogo clínico.

PRECIOS ABUSIVOS

Las peñas de

San Juan de Coria

Miriam Agut Díaz

Coria

Cada vez falta menos para las fiestas que todos los caurienses esperamos con inquietud. Nos gusta tenerlo todo preparado y a punto para poder disfrutar al máximo. Cada año, con más antelación, nos tenemos que mover por las calles de nuestra ciudad buscando locales, más conocidos como peñas , que van a ser testigo de inolvidables momentos que vivimos durante esa expectante semana mágica.

A la hora de la búsqueda, nos damos cuenta que cada año hay mayor abuso por parte de los dueños de los locales. Por un lado, es lógico que se le intente sacar el mayor beneficio a una propiedad, pero también se debería pensar que es injusto que por tener alquilado durante 15 días un local de 30 m2 se pidan bárbaras cantidades de dinero.

Desde aquí nuestra queja, para que los dueños piensen un poco en los jóvenes caurienses que con toda la ilusión se llegan a plantear en prescindir de algo tan característico y especial como son las peñas de San Juan.