+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cumplir un sueño

 

MARIA ISABEL Rodríguez
07/06/2015

TEtsta vez la guitarra era la protagonista, y de sus seis cuerdas han salido los dos nuevos becados por la Diputación de Badajoz. José Angel Castilla y Luis González han sido los ganadores de esta oportunidad, en forma de bolsa económica, que tendrán que invertir en su formación de cara a un futuro profesional en el flamenco.

Tras realizar la selección el pasado 28 de mayo por un jurado entre los que se encontraban guitarristas de la talla de Rodrigo, Manolín García o Juan Vargas junto a representantes de la Federación Provincial de Peñas Flamencas y de la administración, los jóvenes de Fuente del Maestre y Badajoz emprenden su futuro con el buen sabor de boca de saber que han dado un paso adelante en el mundo del flamenco. Para Celestino Vegas, presidente de la Federación de Peñas de la provincia "es un motivo de orgullo que unos jóvenes de Extremadura consigan la beca en un nivel que de verdad, yo no esperaba en los nueve guitarristas que se han presentado". El presidente de la Federación asegura que "si se cuidan serán grandes estrellas de la guitarra, ya que tienen un futuro prometedor" incide además "que el mismo ganador con tan solo dieciséis años ya apunta unas maneras fantásticas".

Ellos han aprendido de antiguos becados por la Diputación, "con gente nuestra" como aseguraba Vegas ya que Muñino o Pinto han sido sus profesores. Eso es que las cosas se han hecho bien. Estas becas por tanto se convierten en piedras angulares en la carrera de cualquier artista que se precie. De Diputación han salido Muñino, Pinto, Celia Romero o Juan Carlos Sánchez. Sigue por tanto el camino de la Institución en su apoyo a nuestra cultura y lo seguirá haciendo el próximo año con la beca al baile. La historia ha cambiado y ya, sobre las tablas, se suben jóvenes de la mano de bailaores como Jesús Ortega, o bailaoras como Pilar García, Manuela Sánchez o Pilar Andújar. Todos con escuela y muchos alumnos con ganas de llegar a la Cristina Heeren pisando fuerte, con acento extremeño. Hasta que aquí, eso sí, se ponga en marcha una fundación de ese calibre. Aunque para eso necesitemos algo más que una beca. Ese sin duda será otro sueño cumplido.