+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La indefinición al poder

 

AMADOR Rivera
10/11/2011

TCtada partido político nos ofrece estos días el advenimiento del paraíso terrenal siempre, claro, que triunfen sus siglas. En caso contrario, nuestras vidas estarán abocadas al desastre. El problema para nosotros, los votantes, es que no sabemos a qué atenernos ante tantos mensajes; inconcretos cuando no contradictorios en muchos casos. De los dos mayoritarios, PP y PSOE, me llama la atención que el primero nos prometa mantener los mismos servicios con menos ingresos, mientras el segundo nos dice que va a hacer en el futuro lo que no ha hecho en el pasado reciente; porque no ha querido, o no ha podido. Hay otros, como IU, que se conforman con crecer en representación o, caso de UPyD, que simplemente abominan de los partidos, como si ellos formaran parte de una rondalla.

Quienes no somos creyentes de ninguna de estas religiones partidistas tenemos difícil discernir cuál de las opciones que se nos presentan será la mejor para el futuro inmediato de nuestro país y, lo más importante, para la mayoría de sus habitantes. A día de hoy, lo único que tengo claro es cuál de estas opciones me gusta menos, aun sabiendo que, gane quien gane, vamos a pagar la factura de la fiesta que bancos y especuladores se corrieron en el pasado. La diferencia es que, con unos, la carga mayor recaerá sobre una parte de la población en beneficio de la otra, mientras con los otros puede que se reparta un poco más el peso.

Aclarada mi preferencia, mi no preferencia más bien, hay algo que no acabo de entender. En los mítines y el remedo de debate del lunes, el cantado vencedor de esta especie de partida con las cartas boca arriba en las que se han convertido las elecciones, ha dicho algo que mueve a la reflexión. Que Rajoy se presente como "la luz al final del túnel" y el único que genera confianza, sin aclarar ante quiénes genera esa confianza, aunque creo entender de quién o quiénes se trata. Luego, en un rapto de sinceridad ha dicho que "los gobiernos no crean empleo", sino que crean las condiciones.

¿Acaso nos estará diciendo el candidato que solo con él como presidente los empresarios harán crecer la economía y crearán puestos de trabajo? Yo no lo creo. Al menos, no todos, pero sí los dirigentes de sus organizaciones que, como los políticos, se han profesionalizado hasta el punto de no escuchar; a sus afiliados los primeros, y al pueblo los segundos.

¡Viva la indefinición!

 
 
1 Comentario
01

Por J.-e.e.e. 15:22 - 10.11.2011

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Las elecciones del 20-N “no son elecciones presidenciales” (como sucede en los Estados Unidos) sino elecciones generales de Diputados y Senadores. El 20-N, con la renovación de las Cámaras, España tendrá un nuevo Jefe de Gobierno y eso no es poco después de que las personas que han compuesto durante años gobiernos socialistas nacionales y autonómicos que han realizado una pésima gestión política creando problemas graves por todas partes y demostrando que no han dado la talla política en los cargos que han ocupado bien remunerados con los dineros de los contribuyente por ocuparlos, aunque han trabajado poco y mal en esos cargos. 5 Millones de personas en paro les miran. En esta campaña electoral, Don Alfredo, sigue con su demagogia y marrullería acompañadas con su treta de mentiras “de adivinar” continuamente lo que el PP va a hacer o no quiere hacer, sin exponer su programa socialista creíble, aunque queda claro que él no da la talla política para sacar a España de los graves problemas que ha creado el Gobierno del PSOE del que ha sido Ministro y Vicepresidente hasta hace pocos días. La ciudadanía mayoritariamente quiere pasar página de un Gobierno del PSOE que ha creado problemas graves. Por eso, los viejos truco de provocaciones con mentiras contra el PP, no hacen mella en los electores, que no están para circo con 5 millones de personas en paro. Y recuerdan que los puestos de trabajo los trajo el Gobierno del PP en el 96 y después los gobiernos del PSOE de Don Felipe dejaron hasta la Caja vacía de la Seguridad Social y ahora con este gobierno del PSOE hay 5 millones de personas en paro y graves problemas más. Y es que nada más que escuchar la frustración y la vacuidad que alojan en su pecho algunas personas que van de sociata para saber lo que ocurrirá tras la derrota del 20-N que no se sustentará con un Congreso extraordinario. Y lo dicho; cada cual que vote al partido que quiera.