+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La lupa

 

01/04/2013

La incesante lluvia a lo largo de toda la semana no solo ha desazonado a los cofrades, sino también a los hosteleros cacereños. Si para muchos estos días de fiesta debían ser un colchón para sobrellevar la crisis, lo cierto es que ha sido todo lo contrario: pérdidas por el material comprado y no consumido y por las contrataciones extras de personal. Algunos bares optaron ayer incluso por no abrir sus puertas. ¡Qué mala suerte han tenido!