+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editorial

Más complejo todavía

 

La facción aparentemente más dura del independentismo catalán, encarnada por la dirección del grupo parlamentario de Junts per Catalunya, decidió el martes dar un paso más hacia ninguna parte. No tiene suficiente con tener secuestrado al PDECat y a su tradicional vocación de pacto, ni con imponer en el Gobierno de la Generalitat una acción basada en la pura y dura agitación. Ni con chantajear al conjunto de los votantes independentistas con el drama de los políticos presos y los que no pueden volver a su país. Ahora ha optado por bloquear el Parlamento autonómico puesto que, sin el voto de los cuatro diputados de JxCat suspendidos, ni puede imponer la mayoría independentista ni puede dar paso a una alternativa. La maniobra forma parte del proyecto fundacional de Junts per Catalunya, que no es otro que utilizar el control de las instituciones catalanas para deslegitimar al Estado español e insistir en su teoría de la falta de legitimidad democrática. Estamos ante una nueva maniobra de propaganda que queda aún más al descubierto en el momento en que Esquerra ya no sigue en la misma estrategia, a riesgo de ser baqueteada en las redes por los sectores más ultras del independentismo. De manera que Junts per Catalunya, que mantiene secuestrado emocionalmente al PDECat con los presos, ha conseguido lo que no logró la implantación del artículo 155: alterar las mayorías parlamentarias en Cataluña.

Faltan adjetivos para calificar lo que está haciendo Carles Puigdemont, y Quim Torra de su mano, con el patrimonio de los votos y las movilizaciones independentistas. Lo ha convertido en un núcleo cada más reducido, el martes con solo 32 votos en el Parlamento, y totalmente inoperante, ¿De qué sirve ganar elecciones si es al precio de hacer promesas y gestos que en la práctica impiden gobernar? Esquerra hace bien en aguantar este tirón porque el populismo solo se sostiene desde la oposición. La ocupación de las instituciones con fines meramente propagandistas no tiene recorrido. La ciudadanía catalana empieza a estar harta de tanto gesto vacío, de tanta demagogia y de tanta falta de responsabilidad. ¿Por qué se presentaron a las elecciones del 21-D? ¿Para mantener el sueldo? Sabían perfectamente que Puigdemont no podría volver como prometieron y que los investigados acabarían siendo suspendidos como diputados. Y sabían también que solo podrían gesticular.

   
2 Comentarios
02

Por SUPER MARIO 10:58 - 11.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pobrecillo, ya no se acuerda de Venezuela,ahora tiene muchas mas,alucinaciones en su Pais,porque el piensa que es suyo y de los de su calaña,PD,esperando con placer los insultos pertinentes.

01

Por Tosapla 9:42 - 11.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y digo yo: ¿por que no editorializa sobre los grandes problemas que tiene planteado el Gobierno?. El precio de los votos de los independentistas, filoetarras y antisistema. Las exigencias de los comunistas, que haran subir los impuestos hasta cotas ineguantables. Por hoy ya basta y sobra.