+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Zona zero

Mercado medieval, propuestas de mejora

 

Juan José Ventura Juan José Ventura
19/11/2019

Los cacereños podemos vivir sin tejido industrial, con un comercio en declive, sin más entretenimiento que el Centro Comercial Ruta de la Plata, el Carrefour o dar vueltas Cánovas arriba Cánovas abajo, pero, sin mercado medieval no. Eso sí que es como el aire que respiramos.

Los catovi tienen tatuados en alguna parte oculta de su cuerpo la leyenda: Cáceres, mercado de las tres culturas, aunque no se la veamos. Y que conste que yo no soy ajeno a ese hechizo que ejercen los puestos, la música y el entorno en el que se desarrolla. Yo también voy al mercado medieval narcotizado por los efluvios de sus carnes asadas en vivo y esos cerdos amorosamente cocinados a los que se les dan vueltas con un manubrio para que se hagan bien al carbón de encina.

Solo pediría una cosa: si vamos todos a la ciudad monumental no cojamos el coche. Los espacios son los que son. El sábado fui en autobús al centro. Apenas nadie lo utilizaba. Imploramos y defendemos el transporte público, pero no le sacamos partido. Mucha conciencia ecologista y, a la hora de la verdad, queremos aparcar el coche al lado del puesto de las patatas fritas si es posible. Y no puedo negar el éxito del mercado medieval, pero viví unos momentos de aglomeración humana en lo que se llegaban a formar verdaderos tapones de gente. Creo que debería incentivarse el uso del bus con algún descuento o algo así. Por cierto que, a la vuelta, a las once de la noche, ya no había servicio. ¿Es lógico que uno de los días del año con más flujo de personas en la ciudad los autobuses estén ya fuera de juego a esa hora? Creo que eso podría mejorarse, dicho sin acritud y con espíritu constructivo.

Siento, además, una profunda pena por las lluvias del domingo, que cercenaron un día de ganancias para los mercaderes, que en muchos casos vienen de lejos a pasar frío y penurias, a veces con pocos beneficios. Larga vida al mercado medieval, pero con autobuses y sin coches en el centro de la ciudad por favor. Refrán: Buey que no esté en el mercado, no es vendido ni comprado.

*Periodista.