+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editorial

Montón pone en un brete a Casado

 

En apenas cien días, un cambio de cultura política parece haberse instalado en España. En este periodo de tiempo, dos ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez (Màxim Huerta y Carmen Montón) han dimitido a causa de diferentes irregularidades. Erigido en presidente del Ejecutivo gracias a una moción de censura en la que esgrimió la ejemplaridad ante el numantismo con el que el PP reaccionaba a los casos de corrupción, Sánchez levantó una vara de medir que le ha supuesto perder a dos ministros, una de ellas, Montón, fiel colaboradora en su trayectoria política. La fuerza de la ejemplaridad y el recuerdo del pasado tan reciente han convertido en virtud lo que, objetivamente, es un problema para Sánchez. Dimitir parece que ya no es un verbo extraño en la cultura política española.

Excepto en el PP. La dimisión de Montón por las irregularidades de su máster en el Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) deja en una situación muy delicada al líder conservador, Pablo Casado. A diferencia de Montón, Casado está investigado judicialmente por su máster. El Tribunal Supremo (TS) decidirá en los próximos días si lo imputa, ya que la jueza del caso aprecia «indicios de responsabilidad penal» en el título que Casado obtuvo. Si el líder del PP no fuera aforado, ya estaría imputado, dado que la magistrada sostiene que ha quedado «indiciariamente acreditado» que el máster se usaba como «regalo o prebenda» sin mérito académico alguno para alumnos «con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional» con Enrique Álvarez Conde, el responsable del IDP.

Tienen razón los portavoces del PP cuando afirman que el caso de Casado no es como el de Montón. El del líder del PP es más grave al estar ya judicializado. Si el TS decide imputarlo su situación será insostenible. Pero incluso si no es imputado, el ejemplo de Montón deja a Casado a la intemperie. Porque resulta obvio que aprobar un máster con solo cuatro trabajos, sin ir a clase ni presentar un trabajo de fin de máster no es lo habitual en la universidad. Si Casado quiere disipar dudas, debe hacer públicos los trabajos, un ejercicio de transparencia y de fiscalización, por cierto, que es natural que también se dé con la tesis doctoral del propio Pedro Sánchez. La ejemplaridad debe ser para todos.

Temas relacionados
 
   
3 Comentarios
03

Por Tosapla 17:33 - 13.09.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Eso es lo que Vds. querrian, pero la realidad es que a quien le han puesto con ... eso al aire ha sido a falconeti.

02

Por vistacorta 15:26 - 13.09.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El master del Sr. Casado, creo que pronto dejara de ser noticia de primera plana en los medios de comunicación, me atrevería en decir que es muy probable que no se como los turrones como presidente del PP, y si me equivoco, los reyes no traerán nada bueno para el PP.

01

Por progre 9:02 - 13.09.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Al "democrata" editorialista le vuelve a traicionar su parcialidad, y en lugar de titular su editorial, " La dimision de Monton pone en un brete a Sanchez y su tesis doctoral", vuelve al master de Casado, del que por cierto sabremos todo en cuanto la jueza dicte sentencia, algo que nunca sabremos de los otros porque al dimitir los laureados, los periodistas pasan a otro tema. Que gobierno.... Nos merecemos los españoles esto...... Ce la vie.