+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Morir por 300 euros

El virus causante del cáncer de útero ya se le combate con una vacuna. Lo ideal sería que se la incluyera en el calendario de vacunación, pero muchas mujeres pagarían parte del coste para evitar el riesgo.

 

Morir por 300 euros -

MILAGROSA CarreroMILAGROSA Carrero 18/09/2007

El virus del papiloma humano (VPH) es el causante, entre otras patologías, del 100% de los casos de cáncer de útero, la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres, en el mundo, y la primera en los países en desarrollo. Esta dolencia afecta a medio millón de mujeres, cada año, 300.000 de las cuales mueren por su causa, según la Organización Mundial de la Salud. Sólo en España se diagnostican al año unos dos mil nuevos casos.

También sabemos que el 70% de las mujeres sexualmente activas serán infectadas con el VPH durante su vida, pero por fin tenemos a nuestro alcance una vacuna capaz de evitar el contagio con unos resultados demostrados de una reducción de hasta el 90% de los casos.

Esto significa que con una simple vacuna podríamos minimizar la incidencia del cáncer de cuello uterino y las verrugas genitales. Hoy por hoy, la simple utilización de esta terapia preventiva supondría que nuestras hijas reducirían en un 90% sus posibilidades de padecer estas enfermedades.

En nuestro país el ministro de Sanidad y Consumo, el científico Bernat Soria , ha presentado un informe al Consejo de Ministros sobre la próxima comercialización --prevista a partir de la segunda quincena de septiembre-- de esta vacuna, y es también su intención hablar con las comunidades autónomas sobre la posible incorporación de la vacuna contra el virus del papiloma humano al calendario común de vacunaciones del SNS (Servicio Nacional de Salud).

XESTE FACILx tratamiento preventivo protegería a cualquier mujer que no haya tenido contacto previo con el virus, independientemente de su edad, por lo que es muy recomendable para todas aquellas que aún no hayan mantenido relaciones sexuales, forma normal de transmisión del VPH.

Sin embargo el simple hecho de que al Estado y a las comunidades autónomas les salga más barato costear los tratamientos de las enfermas que financiar los 300 euros que cuesta cada vacuna --para toda la población a partir de la pubertad-- puede convertirse en un insalvable obstáculo para la generalización de este tratamiento preventivo.

Será la Comisión de Salud Pública Interterritorial quien decida sobre la financiación del medicamento y su inclusión en el calendario vacunal, pero sería una pena que, por cuestiones económicas, nuevamente se rompiera la igualdad entre las distintas comunidades autónomas, varias de las cuales administrarán por su cuenta el antiviral, de no llegarse a ningún acuerdo, para lo cual ya han solicitado al ministerio los recursos necesarios, mientras que el resto apenas ha iniciado consultas para diseñar sus estrategias.

Por su parte, el ministro de Sanidad apuesta por una campaña que incluya a niñas entre los 12 y los 14 años, lo que deja fuera a todas aquellas que superando esta edad aún están a tiempo de protegerse contra el virus.

La comunidad científica considera conveniente que se vacunen las chicas entre los 9 y los 26 años, y los niños de los 9 a los 13, lógico si tenemos en cuenta que este virus no solo es transmitido por los hombres, sino que puede llegar a afectarles llegándoles a causar verrugas, cáncer de ano, o cáncer de pene, si bien con la vacunación femenina queda interrumpida la cadena de transmisión de la enfermedad.

Yo no quiero ponerme el parche antes de la herida, pero soy madre de dos hijas y, como a tantos otros padres y madres, no me dejaría indiferente que, por vivir en Asturias o en Canarias, perdieran la oportunidad de verse protegidas por ella contra el cáncer de útero, mientras algunas comunidades --que ya han manifestado su intención de administrar la vacuna-- la facilitan e incorporan a su calendario desde el próximo año.

Algunos proponen una solución mixta que podría consistir en incluir la vacunación dentro del calendario para chicas de hasta 14 o 15 años, y financiarla mediante receta médica a todas aquellas que lo soliciten, al menos, hasta los 26, aunque muchos estaríamos dispuestos a pagar una parte del coste del medicamento con tal de evitar el riesgo.

De momento la vacuna se comercializa en 38 países del mundo y en todos los de la Europa de los 15 --Portugal, Francia, Alemania, Italia, Irlanda, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Austria, Luxemburgo, Suecia, Finlandia y Grecia--, a excepción de España. En Estados Unidos, Australia y Canadá además se recomienda y se financia.

Yo espero que en un país como el nuestro, que ha logrado según palabras textuales del presidente situarse entre los "ocho grandes" y entrar en la "Champions League de las economías mundiales", no tengan que sufrir y hasta morir por este virus tantas mujeres. Total, por 300 euros.

*Profesora de Secundaria