+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LAS PREFERENCIAS DEL NIÑO

 

LAS PREFERENCIAS DEL NIÑO -

MARIA ANTONIA TRASEIRAMARIA ANTONIA TRASEIRA 07/01/2003

Profesora

El diccionario nos informa sobre la palabra juego: sustantivo que representa los conceptos de aquellas acciones que se realizan como diversión o para entretener el tiempo. Entre otros tiene los siguientes sinónimos, distracción, diversión, entretenimiento, pasatiempo. Durante estos días en que han venido los Reyes Magos. Podríamos reflexionar sobre dos aspectos fundamentales que se dan en el juego:

La persona con la que jugar , el niño es sociable, biológicamente está dotado para la comunicación con los que le rodean, necesita de ellos para subsistir.

El juguete , el objeto atractivo y agradable con el que el niño desarrolla el juego.

Ambos aspectos se exigen mutuamente , la plenitud en el juego la siente el niño cuando tiene juguetes y personas con las que jugar, padres, hermanos, amigos.

El primer gran juguete del niño lo constituyen los padres, que desde que nace, le hablan, le mueven, le acarician, juegan con él constantemente y siempre de forma lúdica, en un ambiente placentero.

Las gracias, los éxitos del niño son celebrados por toda la familia padres, abuelos, tíos.

Estas vivencias lúdicas y afectivas tan intensas, van formando un vínculo (apego) indestructible entre los miembros de la familia, a la vez que un entramado cognitivo. El niño va a conocer e interpretar la realidad que le rodea, con estas estructuras socio-afectivas y cognitivas que van a conformar su personalidad (alrededor de los cuatro o cinco años). Como decía Adler: "El niño es el padre del hombre".

La salud mental del individuo, está determinada en gran parte, por su capacidad para integrar las relaciones afectivas, sociales y cognitivas en su estilo de vida, su personalidad.

Potenciar el desarrollo de estas relaciones y saber extenderlas a los demás es una responsabilidad específica de los padres hacia los que el niño se siente tan vinculado. El hilo conductor del aprendizaje en el niño es el juego , y el material el juguete , si tenemos en cuenta que durante los primeros años el aprendizaje se produce por imitación, van a ser necesarios unos padres y hermanos con los que comunicarse y vincularse y unos juguetes que representen simbólicamente las actividades y aficiones de sus padres.

Como podemos ver en las ilustraciones, los niños en culturas milenarias como las egipcias y la romanas, jugaban con los mismos juguetes (con la salvedad de los artefactos digitales).

Sería conveniente que reflexionáramos sobre la necesidad que tienen los niños no solo de juguetes sino también de afecto y de relación interpersonal y placentera con los padres y hermanos. Probemos como nos sugiere el profesor Castell: "A dar aquello que tanto nos dieron nuestros padres, afecto, comprensión, contacto con la naturaleza, quizás no serían necesarios tantos juguetes y tan sofisticados, que en vez de entretener y divertir, aburren a los niños/as".