+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La teoría de las catástrofes se quedó corta

 

JUAN LUIS Corcobado
05/11/2011

THtabrán pasado 30 años desde que tuve ocasión de oír, en unas jornadas celebradas en Zaragoza, a René Thom , el célebre científico francés creador de la teoría de las catástrofes. Tuvo una importancia capital en las matemáticas del siglo pasado y recibió la medalla Fields, una distinción equivalente en su mundo al premio Nobel. El hombre estaba ya notablemente envejecido y los oyentes nos esforzábamos por no perder detalle de su conferencia, pronunciada en un francés monocorde y apenas audible. Falleció en 2002 sin lograr su objetivo de hallar un procedimiento para evitar situaciones caóticas en campos tan dispares como la biología o la economía, por ejemplo.

Lo recuerdo en este momento, cuando las noticias sobre la crisis mundial, y más concretamente en esta Europa que creíamos tan asentada, se suceden a un ritmo propio de ópera bufa. Salen unos personajes al escenario, sueltan su gracia, se van, aparecen otros, se suceden los líos, hoy dicen que blanco, mañana que negro, ahora convocan referéndum, más tarde lo desconvocan, por la mañana se adoptan medidas definitivas y suben las bolsas, por la tarde las medidas se tornan inútiles y las bolsas se hunden. Al tiempo aumenta el paro, se reducen los salarios, servicios públicos esenciales se hallan en riesgo...

Ignoro si René Thom se fue al otro mundo sin lograr su propósito porque le faltara tiempo o, más probablemente, porque se tratara de un objetivo imposible. Los economistas intentan resolver problemas de una gran complejidad aplicando criterios científicos y se olvidan de que el mundo que pretenden regular no se rige por tal tipo de razones, sino por otras puramente egoístas, basadas en la búsqueda del máximo beneficio en el mínimo tiempo posible. La cuadratura del círculo resulta más sencilla.

Mientras, aquí, dicen que ha empezado la campaña electoral. Así será. La ilusión que otras veces acompañaba estos días se ha tornado en indiferencia. El voto que antes se entregaba con convencimiento, ahora, en el mejor de los casos, se dejará caer con desgana. Los programas políticos se mezclan con los folletos del supermercado y dedicar tiempo y esfuerzos a discutir sobre si se gastaron tres euros más o menos en las baldosas de un edificio oficial parece la contribución más importante que algunos pueden hacer al bien común. ¡Lo que hubiera disfrutado René Thom viendo este panorama!

 
 
7 Comentarios
07

Por Sr. Corcobado 23:15 - 05.11.2011

Sr. Corcobado: tiende Ud. a generalizar cuando dice que "El voto que antes se entregaba con convencimiento, ahora, en el mejor de los casos, se dejará caer con desgana". Pues siento hacerle saber que según las encuestas, un cuarenta por ciento largo de españoles iremos a votar PP con la ilusión de que se produzca un cambio necesario e higiénico. Lo que haga Ud., y los que piensan como Ud., con su voto es otro cantar, pero entendería que lo hagan con desgana, como entenderé que muchos ni voten o lo hagan a otro partido. Es lo que tiene la democracia, pero repito, no generalice.

06

Por objetiva 23:08 - 05.11.2011

Si hay un comentario objetivo, lleno de ecuanimidad, referido a esta noticia, es el de Krystina. Acusa al PP de no haber hecho nada en Extremadura en cinco meses (bastante tiene con desenredar la madeja) y sin embargo alaba a ZP por haber evitado que nos intervengan (?), responsabilizando a la crisis mundial de los cinco millones de parados. No contenta con todo ello, ejerce de adivina (agorera diría yo) y adelanta que Rajoy no arreglará nada. ¡Olé tus coj...!.

05

Por Ana B 21:49 - 05.11.2011

Krystina, España está intervenida desde mayo. Otra cosa es que no haya sido rescatada porque su tamaño, como ocurre con Italia, lo hace inviable. En cuanto a los cinco millones de parados( que son más) para que te hagas una ligera idea compara: Grecia, 16%; Italia, 8%, Portugal, 11%, Alemania 5 %. Las crisis pueden gestionarse bien, regular o mal. En nuestro caso ni siquiera se reconoció por razones electorales. (Recuerda: antipatriotas, catastrofistas...) En 2007, a lo sumo, en 2008, este gobierno ya debió tomar medidas y no lo hizo. Y no conforme con ello, junto con quien preside el Banco de España, engañaron acerca de los informes de los técnicos. ZP lo único que ha hecho en economía ha sido saquear el erario hasta agotarlo. Y no es necesario tener un máster para percibir la ineptitud de ZP y de quienes le han acompañado en sus gobiernos. Y, por favor, reflexiona un poco acerca de lo que exiges al nuevo gobierno de Extremadura que creo que lleva unos meses. Los milagros no existen. A mí también me gustaría preguntarte (como tú lo haces al comentario de Aurora) ¿Pero es que éstos del pesoe son socialistas?

04

Por Krystina 21:33 - 05.11.2011

Para el 2: Me imagino que tú, que eres "tan culta" sabrás que hay UNA CRISIS MUNDIAL, bueno más bien de nuestro primer mundo... ESA ES LA CAUSA DE LOS CINCO MILLONES DE PARADOS DE ESPAÑA, no los socialistas.... Zapatero ha evitado que intervengan a España.. ya es algo, ESTA CRISIS NOS SOBREPASA..tú que vas de "tan culta" ESO LO SABRÁS..SUPONGO.. dejad ya de mentir y de difamar.. Mira lo que ha pasado en Extremadura... desde que está la derecha gobernando, hay mucho más paro y la situación es mucho peor...RAJOY SI GANA NO ARREGLARÁ NADA, NI ACABARÁ CON EL PARO, NI RESOLVERÁ NINGÚN OTRO PROBLEMA...salvo que la crisis, que no devora empiece a desaparecer...

03

Por Krystina 21:26 - 05.11.2011

para el 1: Y ESO QUE ERES OBJETIVA E IMPARCIAL...Y QUE NO ERES DE NINGÚN SITIO... que si llegas a serlo... me río yo de tu imparcialidad.....¿NO HAY NADA BUENO PARA TI, QUE HAYAN HECHO LOS SOCIALISTAS..?

02

Por Ana B 11:44 - 05.11.2011

Corco, desconozco si el tal René Thon hubiera disfrutado o no con este panorama. De hacerlo, algún tinte de sadismo podría achacársele a su gozo. Los números representan a personas y circunstancias y , sin necesidad de conocimientos matemáticos, interpretar que convivimos con más de cinco millones de desempleados de los que dos millones no perciben prestación alguna estremece el alma. Después, la conciencia de cada uno penara más o menos dependiendo de su capacidad de empatía con quienes sufren. Pero el drama está ahí. En una democracia, aunque muy mejorable como la nuestra, el voto es el recurso con el que contamos los ciudadanos para intentar cambiar este aciago panorama. Aun a sabiendas de que no va a ser tarea fácil porque este gobiernode ineptos (la aptitud y la ineptitud no depende de la ideología que uno profesa) ha dejado a España como un erial. Poca importancia le concedes al dinero de todos, al erario, reduciendo el despilfarro vivido a unos euros. No es lo mismo el gasto público que el gasto social. Y no algunos sino muchos han entrado en la caja del dinero acumulado con el esfuerzo de los trabajadores a saco. Los mismos que ahora se erigen en defensores de los servicios sociales y del estado del bienestar después de que han sido ellos los que han dilapidado los recursos y han actuado como cómplices de la pésima gestión de un gobierno.

01

Por Aurora 11:20 - 05.11.2011

Ya está bien ded tendencias. Seamos objetivos. Yo no soy de ningún sitio, sino un observador imparcial que por eso mismo tiene una visiòn desapasionada de las cosas políticas. Pero no obviemos que el desastre generalizado de los paises que estuvieron gobernados por socialistas ha sido épico: Grecia, Portugal, España, Hungría... De aquellos polvos estos lodos. Y no se trata como dice el articulista de ver por qué se gastaron tres euros en las baldosas de un edificio. Se trata de que se ha llevado a la ruina al país que encontraron con un crecimiento del 4%, con un bajo nivel de paro, con un futuro. Nos devuelven un desastre, aparte de situaciones internacionales. Pero todo ello tiene caso a caso su cauda, sus personajes incompetentes, su gastos innecesario y sectario, sus lucros personales, su incompetencia, su analfabetismo. En tiempos pasados tuvimos buenos ministros, con Suárez, con Felipe, con Aznar; ahora, un montón de personajes más propios de una opereta. Y sin saber leer ni escribir.