+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Es decir

Thunberg y la Iglesia

 

Daniel Salgado Daniel Salgado
10/12/2019

A su manera, la Iglesia española ha celebrado también la venida a España de Greta Thunberg, como la mayoría de instituciones. ¿Por qué no habría de hacerlo, si se trata de luchar contra el cambio climático, como garantiza la presencia del Papa en la Cumbre del Clima, donde ha participado con una carta en la que pide exactamente lo mismo que pide siempre Thunberg, solo que Thunberg lo pide en persona y enfadada, cabreada? Porque, como ha advertido Luis Argüello, portavoz de los obispos españoles, el activismo climático aspira a que el ecologismo se convierta en “el nuevo capitalismo global”, al que monseñor denomina “capitalismo verde”. ¿Y cómo podría celebrar la Iglesia, al menos la Iglesia española, la venida a España de Thunberg, si es la principal activista del ecologismo, la más influyente, al ser la más popular?

Pero lo ha celebrado. El motivo, aunque monseñor Argüello no lo diga, solo puede ser la posibilidad de denunciar con mayor potencia y alcance lo que hay detrás de la lucha contra el cambio climático, aprovechando que la presencia de Thunberg en España tiene la atención de medio mundo. Y lo que hay detrás del activismo climático es la conclusión de que “siempre acaban ganando los sistemas económicos dominantes”, según monseñor. Y el sistema económico que va camino de convertirse ahora mismo en dominante es el “capitalismo verde”, según el tango que canta la Iglesia española por boca de su portavoz: “Estamos ante el riesgo de vivir un capitalismo verde que haga, de tantas propuestas de renovables, de tantas formas de vida y de consumo, un ejercicio nuevo y sorprendente de lo que queremos vivir”.

Sin embargo, lo peor del ecologismo es que, en materia de salud reproductiva, solo propugna la “reducción del número de seres humanos”, ha dicho monseñor, ya que la especie humana tiene un problema de alimentación. “De alguna manera, la humanidad ha perdido la esperanza de poder dar de comer a todos y por eso dice que es mejor que haya menos comensales”. Eso es lo que dice el ecologismo, según el portavoz de la Iglesia española.

Y, mientras tanto, Thunberg comiendo a dos carrillos.

* Escritora

 
 
1 Comentario
01

Por juan de la vera 13:59 - 10.12.2019

Lo que digan estos señores gordos y cebados a no saber qué hacer nos la tiene al pairo. Más tontos no lo son porque no se puede, y más cínicos tampoco. No merecen ni el comentario