+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Carta al director

A ti, Javier

 

Mª del Carmen Monterde Macías

Badajoz
27/06/2019

En primer lugar me presento. Soy Carmen Monterde y pertenezco al gran equipo que formamos la 5ª planta de Oncohematologia Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Badajoz. Me acompaña Eloy Pimienta, ATS de nuestra planta, que ha compartido muchos momentos y anécdotas con Javier. Juntos venimos en representación de nuestro equipo que forma una gran familia con nuestros niños. No quiero dejar de mencionar a las doctoras Mora y Moreno, grandes profesionales y bellas personas, luchando codo a codo y sin perder la esperanza de convertir a nuestros pequeños en ganadores de la batalla que la vida pone en su camino.

Sabemos que hoy nos acompañan todas las personas que tanto hemos querido. En concreto Javier y sus abuelos, tan especiales y necesarios; sus tíos, arropándolo en todo momento y sin perder la fuerza; sus profesores, tan pendientes y ofreciendo gran ejemplo. También sus compañeros de colegio, cómplices, y cariñosos amigos; y su hermana, pieza importantísima en el puzzle de su vida.

Eran todo amor. Y como no, a estos extraordinarios papás que no han perdido nunca sus inmensas ganas de luchar y coraje por seguir adelante.

Padres llenos de esperanza y anhelo, pero que saben que Javier los admiraba y amaba sobre todas las cosas.

Este festival flamenco solidario demuestra que siguen estando muy atentos a las necesidades de los niños que libran a día de hoy su personal calvario. Este granito de arena lo quieren invertir en la mejor causa, dándoles pupitres, sillas y todo lo necesario para hacerles más amena su estancia y largos tratamientos.

Un poquito se convierte en mucho. Esta tarde es el encuentro agridulce entre el amor, el recuerdo, el dolor, la ausencia y la tristeza, pero también la felicidad de poder todos juntos apoyar a Mª José, Javier y su gran familia.

Sin darse cuenta, Javier desde su niñez y absoluta humildad nos enseñó que encarnaba muchos valores, grababa su sello en todo lo que hacía, siempre cargado de virtudes, inquietudes, o generosidad. Queremos que su recuerdo alcance a todos. Mil gracias una vez más por estar aquí, esta lucha es de todos y para todos pues los niños no pueden luchar solos contra el cáncer...

Para despedirme, brindemos un gran aplauso a esta familia que sigue luchando por el bienestar de los pequeños. Ello para intentar que sean felices en la adversidad. No tenemos palabras para agradecer tanto... Esta noche fue solo tuya, Javier. Va por ti...