+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Entre todos

 

23/10/2013

JUICIO A BARCENAS

Cospedal, el honor a cien mil euros

Luis Escobar Huerta

Madrid

¿Recibió o no Cospedal dinero sucio de Bárcenas? A falta de testigos o pruebas materiales, como en lógico en estos casos, fijémonos en los indicios. Otros personajes, por ofensas a su honor profesional o sexual, suelen reclamar del contrario una compensación económica simbólica --un euro, por ejemplo-- o una cantidad mayor, pero declarando que la entregarán a una obra benéfica. Pero aquí Cospedal no le hace asco a sacar provecho económico, poniendo el precio de cien mil euros al daño a su honor, dinero que proyecta sacar a quien le acusa precisamente de pasarse con su ansia de dinero, con lo que tiende a reforzar la tesis de Bárcenas, de que es capaz de buscar dinero por vías poco recomendables. Cospedal, y de eso tenemos demasiadas pruebas materiales, tampoco le hace asco al dilapidar el dinero ajeno en comodidades su persona.

 

UNIVERSITARIOS

Becas de la Junta

Isidoro Bermejo Castro

 

Hace semanas que el Gobierno de Extremadura venía anunciado la dotación de un millón de euros destinados a estudiantes universitarios a fin de que, sorteando la regulación de becas del Gobierno central, los jóvenes extremeños estudiasen en las mismas condiciones y con las mismas oportunidades. Efectivamente, el anuncia se concretó en el decreto del gobierno de 7 de octubre donde se confirma esa cantidad a fin de facilitar el acceso a la universidad de todos los alumnos. Y ahí está el enredo: resulta que tan generosa oferta se refiere en exclusiva a aquellos alumnos que inician curso universitario y no a los que ya están estudiando en la universidad. La grandilocuencia del anuncio esconde la mentira de que cientos de jóvenes que sin becas MEC esperaban acogerse a esta tampoco podrán ni siquiera solicitarla. Otro fraude y otro desencanto para los jóvenes extremeños que en Extremadura o en universidades fuera de ella esperaban el compromiso de su gobierno para con ellos en una situación en que si no hay ayuda no se puede seguir estudiando.

Se denunció en fecha reciente que los festejos y algaradas, convites y verbenas que se dieron el día 8 de septiembre salieron de cajas dedicadas a otro fin, en concreto a la enseñanza primaria. Ahora conocemos que también afectó a la universitaria. Niños y adolescente con recortes en comedores, transporte escolar y libros de textos. Jóvenes sin derecho a beca. Padres sin trabajo o trabajos precario y temporal.

Es creíble que los espabilados y espabiladas que perpetran este golpe y este daño a padres y alumnos no precisen de ayuda pública para sus hijos, posiblemente en universidades privadas, pero no todos disfrutamos de cargos en el gobierno regional. Un gobierno tan social como el extremeño y un espíritu tan sensible como el que los conforman debieran reflexionar sobre esta consideración.

En fin, esta es la Extremadura que quiere legar al futuro el gobierno del PP, desigualdad de oportunidades, dificultad de acceso a las enseñanzas y la cultura, vuelta a casa, sometimiento y silencio.