+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

nueva sociedad, nueva política

Vidas ejemplares V: Kike Sarasola

 

Durante la primera ola de la pandemia, el empresario Enrique Sarasola Marulanda saltó a las portadas por alquilar a Isabel Díaz Ayuso un lujoso apartamento para aislarse tras dar positivo; costaba 200€/jornada, reconoció dejárselo en 80€, pero se dijo (Informalia, 27/05/20) que pudieron ser 60€. Aunque se corrigió de inmediato por la polémica, el 12/05/20 el Gobierno de Ayuso publicó una adjudicación a una empresa de Sarasola por 565.000€.

No era la primera vez. El empresario ya cedió otro apartamento de 319 metros cuadrados, valorado en dos millones, situado en la madrileña calle Barquillo, 7, para que viviera Albert Rivera durante 2016 y 2017. En un tuit del 20/12/15, Sarasola publicó una foto en la que aparecía votando con la papeleta de Ciudadanos. El político naranja fue el principal defensor en España de los «vientres de alquiler», fórmula ilegal en nuestro país con la que Sarasola ha conseguido los dos hijos que tiene con su pareja, Carlos Marrero.

El 04/12/19 se supo que la Fiscalía de Madrid solicitaba cuatro años de prisión por fraude fiscal para Enrique, su hermano Fernando y su madre. La acusación se cifraba en 4,2 millones de euros ocultos tras sociedades holandesas opacas creadas por su padre, Enrique Sarasola Lerchundi, de quien había heredado el 13,8% de Hipódromos y Caballos S.A., valorada en 26.354.560,29€.

Según distintos medios, ninguna de las empresas de Sarasola, Room Mate y BeMate, han dado nunca beneficios. Room Mate llevaría diez años en pérdidas, hasta los 120 millones (eldiario.es, 20/01/21) y ha podido subsistir por la ayuda de Rosalía Mera, primera mujer de Amancio Ortega, a través de ROSP Corunna; a pesar de ello, el pasado mes de julio, en plena pandemia, se inauguró el Room Mate Macarena, en Gran Vía, 43.

Kike Sarasola es hijo de Enrique Sarasola Lerchundi, ‘Pichirri’ (1937-2002) y María Cecilia Marulanda Ramírez. El primero se fue a trabajar con Price Waterhouse a Colombia, donde creó varias empresas antes de dedicarse a su principal labor: la mediación, primero como agente de bolsa en Nueva York (Keystone Funds) y luego con una amplia relación entre el mundo político y empresarial. Volvió a España durante el franquismo (1970) con Inversiones, Servicios y Comercio (ISECO). En 1971 impulsó y financió la revista Cambio 16. La sede de su empresa estaba en el número 15 de la calle Goya, igual que la del clandestino PSOE de entonces. Se hizo íntimo de Felipe González, llegándole a ofrecer su casa la noche del 23-F, financiando la actual sede de Ferraz y facilitándole numerosos contactos políticos en América Latina. Sarasola invitó al narcotraficante Pablo Escobar Gaviria a la fiesta con la que el PSOE celebró la victoria electoral de 1982 en el Hotel Palace de Madrid. Felipe González fue quien casó a Enrique Sarasola Marulanda con Carlos Marrero en 2006.

‘Pichirri’ hizo importantes negocios empresariales durante los gobiernos del PSOE y del PP, entre ellos la construcción de las torres KIO, investigada por la Audiencia Nacional (caso Urbanor). También fue investigado por el supuesto cobro de 27 millones de euros en comisiones por la construcción del metro de Medellín en 1985-1986, y en 1994 y 1999 por evasión de capitales, estafa y alzamiento de bienes.

La madre de Kike Sarasola, María Cecilia Marulanda Ramírez es hija de Alberto Marulanda Grillo, uno de los grandes terratenientes colombianos y primer accionista de Avianca. Apareció en los «papeles de Panamá» por sus relaciones con el bufete de Mossack Fonseca desde 1999. Su hermano, Carlos Arturo Marulanda, ministro de Desarrollo en el Gobierno de Virgilio Barco (1988-1990), fue detenido en Madrid el 17/07/01, tras años de persecución por la Interpol, acusado de organizar, con grupos paramilitares, la masacre de la hacienda de Bellacruz en 1994. Su hermano, Francisco Alberto Marulanda, había sido detenido por los mismos hechos en 1998.

Kike Sarasola, que pasó el confinamiento en Cartagena de Indias (Colombia), fue campeón de España de hípica en cuatro ocasiones y logró tres diplomas olímpicos. En 2015 recibió del Gobierno de Mariano Rajoy la Medalla al Mérito Turístico a la Innovación, declarándose muy agradecido por recibirla a pesar de ser «rojo y gay». 

*Licenciado en CC de la Información