+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Vivir de forma impropia

 

Adrià
08/05/2016

En nuestra vida diaria muchas veces nos encontramos en momentos de debilidad y no sabemos como reaccionar. Las situaciones nos superan, la angustia nos invade y no somos capaces de tomar la decisión más adecuada. Como estudiante de filosofía, en muchos momentos de mi vida cotidiana dudo. Heidegger, filósofo del siglo XX, identifica que los seres humanos tenemos varias formas de ejecutar nuestra existencia. Por un lado está la forma impropia, la cual se encuentra en formas de vida ya determinadas. Un vivir como vive el resto de la gente; un hacer lo que hacen los demás. La forma propia, en cambio, pretende tomar lo que en propiedad ya te pertenece. Para el pensador, es justamente desde la angustia que tomas conciencia de la impropiedad del mundo cotidiano. Esto permite que se abra la posibilidad de escogerse a sí mismo como ser propio. Lo que quiero expresar es que hay momentos en los que no hacemos lo que queremos por dudas. Dudamos porque los esquemas preestablecidos provocan en nosotros una sensación de obligación. Cuando uno vive de forma impropia no se escoge a sí mismo, simplemente se deja llevar por lo cotidiano. Para Heidegger, esto no es ni mejor ni peor, pero seguro que mucha gente ha pasado por situaciones de angustia y no ha sabido cómo enfrentarse al problema. No sé si será mejor o peor vivir en la impropiedad, pero lo que sí creo es que escogerse a sí mismo es una ventaja para dejar atrás unos esquemas cotidianos que tampoco nos aportan una mejora sustancial de nuestra vida.